| 9/2/2016 11:05:00 AM

Prosperidad Social ayudará a más de 80.000 personas en los próximos 100 días

Según estudios del Departamento para la Prosperidad Social (DPS), cuando una persona nace en el campo, tiene 3 veces más probabilidad de ser pobre, pero, ¿qué se está haciendo al respecto?

A partir del 1 de septiembre, el DPS iniciará una jornada durante 100 días para lograr 500 hechos de prosperidad en las zonas más pobres del país. Se planea tener un impacto en más de 80.000 personas, según el Departamento.

En este tiempo se entregarán obras de infraestructura social, mejoramiento de viviendas, mercados campesinos, ferias de servicio al ciudadano, talleres de habilidades para beneficiarios del programa Jóvenes en Acción y capacitación para mujeres emprendedoras, entre otros.

Esta es una manera de dar a conocer “la oferta social del Gobierno” para que las comunidades rurales puedan mejorar su calidad de vida, explicó la directora del Departamento de Prosperidad Social, Tatyana Orozco.

A través de este plan de 100 días buscarán acercarse a las alcaldías locales y a las personas de cada municipio para entender mejor los problemas que cada comunidad tiene, de esta manera se tratará de cerrar brechas entre las ciudades y los pueblos.

Lea también: Los desafíos del financiamiento rural en Colombia

¿De qué programas están compuestos los 500 hechos?

Este departamento tiene el programa más grande de emprendimiento del país llamado “mi negocio”, en este ayudan a personas de comunidades vulnerables a construir un negocio. Aprenden a hacer el producto y administrar su negocio para que sea sostenible a largo plazo. Se hace un acompañamiento de 6 meses adicionales cuando ya está montado.

Cuando el emprendimiento es individual, los emprendedores reciben hasta $2 millones y cuando son emprendimientos colectivos ahorran un porcentaje para armar el negocio, por ejemplo el 20%, y el 80% restante lo pone Prosperidad Social.

Por otro lado, “más familias en acción” le da recursos a las familias siempre y cuando lleven a sus hijos al médico y al colegio. El impacto de este va directamente ligado con el mejoramiento de la salud infantil, la reducción del analfabetismo y el aumento del 6% más de probabilidad de graduarse del colegio.

Lea también: Perspectivas del emprendimiento rural a pequeña escala

Asimismo, “jóvenes en acción” ha logrado graduar a más de 150 mil estudiantes de Universidades públicas y con títulos técnicos del Sena. Mensualmente se le da 200 mil pesos a los estudiantes para que puedan sacar fotocopias, usar transporte y otras necesidades que la educación demanda, es una oportunidad para que los jóvenes puedan acceder a la educación superior.

La estrategia de “inclusión productiva” incluye programas de empleabilidad, esto significa que facilitan que la población acceda a trabajos que el Gobierno ofrece, ya que, como puntualizó Orozco “el principal problema que tiene la gente pobre es la falta de acceso a la información”.

En el tema de salud existe un programa llamado “Red de seguridad alimentaria (Resa)”, en este se montan huertas en hogares colombianos para el autoconsumo y así se ahorran ese dinero, además se enseñan mejores hábitos alimenticios y diferentes maneras de comer y cocinar los productos.

También se construirán colegios, plazas de mercado, polideportivos, acueductos, generamiento de energía solar y se hará un mejoramiento de la vivienda de las comunidades. Por ejemplo, se remodelarán pisos, baños y cocinas para mejorar la calidad de vida.

Lea también: Educación, riqueza y desigualdad

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?