| 9/13/2017 12:44:00 PM

El 75% de las variedades de cultivos desaparecieron en el siglo pasado

Las malas prácticas agrícolas, la deforestación, el cambio climático, la falta de conservación de las especies, entre otros factores, provocó que el 75% de las variedades de cultivos se hayan perdido entre el año 1.900 y el 2.000.

Así lo dio a conocer el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) en el marco de Expo Agrofuturo 2017 que se realiza en Medellín, evento en el cual esa organización presentó los resultados de su iniciativa de conservación de especies vegetales ‘Semillas del Futuro’.

Esta iniciativa busca preservar la seguridad alimentaria a través de un centro de innovación para la educación, conservación e investigación de cultivos agrícolas en la sede de CIAT, en Palmira (Valle del Cauca).

Dicha organización lidera la construcción de un banco de germoplasma de última generación para la conservación y distribución de frijol, yuca, forrajes tropicales y sus parientes silvestres.

Visite: "La sostenibilidad ambiental y social es condición necesaria para ser exitoso"

El banco se ha actualizado y gracias a las nuevas instalaciones del complejo científico se podrá aumentar la capacidad de conservación y distribución de colecciones, así como identificar cualidades nutricionales y de resiliencia al cambio climático de las diferentes variedades para contribuir a la seguridad alimentaria y nutricional a nivel mundial.

Así mismo, permitirá sensibilizar sobre la importancia de la conservación de la biodiversidad para fomentar el espíritu científico en la nuevas generaciones de Colombia y el mundo.

Para llevar a cabo el proyecto Semillas del Futuro,  CIAT requirió una inversión total de US$15 millones, de los cuales el Gobierno se ha comprometido con un aporte de US$8 millones.

También el Reino unido, a través del Newton Caldas Fund y el Consejo de Investigación en Biotecnología y Ciencias Biológicas, ha contribuido con $US1.2 millones como parte de su alianza estratégica con CIAT.

Del mismo modo, CIAT ha destinado US$1 millón de sus propios recursos al proyecto, a lo cual se ha sumado el aporte de socios colombianos del sector público y privado.

“Semillas del Futuro es una oportunidad para garantizar que algunas de las plantas más importantes de la humanidad sean conservadas, estudiadas y usadas para brindar al mundo cultivos más resilientes y nutritivos“, destacó el embajador del Reino Unido, Dr. peter Tibber. 

CIAT, por su parte, explicó en el congreso que la humanidad depende de tan solo un “puñado" de cultivos alimenticios.

Lo invitamos a leer: ¿Hasta cuándo durará el repunte del agro en Colombia?

“Esto es el resultado de una enorme diversidad de plantas silvestres y variedad de cultivos que han evolucionado por miles de años al ser cruzados por la naturaleza, agricultores y científicos para producir los cultivos que el mundo consume hoy”, añadió.

Alertó además que conservar la diversidad constituye una fuente invaluable que nos puede “ayudar a encontrar la clave para adaptar los cultivos de hoy a las condiciones y desafíos del cambio climático”.

Del mismo modo, nos permitiría fortalecer esos cultivos para que sean más resistentes a otros fenómenos externos como la degradación ambiental, así como a la demanda para alimentar a una población global en constante crecimiento.

“Los genes, especies y ecosistemas que se están perdiendo representan una biblioteca viviente de opciones disponibles para adaptar lo local al cambio global. Sin embargo, en el último siglo, prácticas de agricultura, deforestación y contaminación han destruido muchos hábitats de estos cultivos silvestres”, lamentó CIAT en su reporte.

Le podría interesar: Sin crédito ni tecnología, campesinos no pueden competir con importaciones

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 526

PORTADA

Estas son las pymes más ganadoras de Colombia en 2017

Las pequeñas y medianas empresas se ratifican como las locomotoras del país, no solo por su aporte al empleo, sino porque su menor tamaño les permite capotear mejor la desaceleración. Estas son las que más facturan.