| 4/15/2015 6:40:00 AM

Bucaramanga, la ciudad de la productividad laboral

Sin embargo, la baja presencia de empresas en la región hace que las oportunidades laborales sean escasas y los profesionales migren a otras ciudades.

De acuerdo con el académico de Harvard, Edward Glaeser, el “capital humano, más que la infraestructura, explica el éxito de las ciudades”. Su teoría señala que una región con mejores instituciones y mayor capital humano dedicado a la investigación, lidera el crecimiento de un país.

Quizás ese sea el motivo para que en Colombia el departamento de Santander haya tenido un leve mayor crecimiento entre los años 2000-2011 de 4,8%, promedio anual al total del país (4,4%), y al de las cinco principales economías nacionales: Bogotá (4,6%), Antioquia (4,4%), Valle (4,0%), Atlántico (3,7%) y Bolívar (4,7%).

La información proveniente de un estudio desarrollado por el Banco de la República, denominado “Economía de las grandes ciudades en Colombia”, señala que pese a que todavía existen problemas de cobertura en educación y diversificación comercial de la producción, la productividad laboral de la zona es la segunda más alta entre las principales ciudades colombianas, mientras los costos laborales son los segundos más bajos.

De hecho, el mayor crecimiento de la economía santandereana, acompañado de una baja tasa de crecimiento poblacional (0,5% promedio anual en igual período), contribuyó a que el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita anual de Santander pasará de US$3.045 en 2001 a US$12.105 en 2011.

Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, los sectores que sobresalen en esta región son la industria y la construcción, que en conjunto aportaron el 33% del PIB en la década de estudio. También sobresalen servicios en educación, salud, tecnologías, intermediación financiera y turismo.

Esta competitividad ha permitido que se mantengan activas en el mercado el 50% de las empresas que han sido financiadas por el Sena o Colciencias para el desarrollo de tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), ingeniería electrónica y robótica, química, biomedicina y biotecnología y petróleos.

Sin embargo, un fenómeno destacado por el Observatorio de Ciencia y Tecnología de Colombia, evidencia que Bucaramanga tiene una clase empresarial emprendedora, a pesar de eso el escaso número de medianas y grandes empresas hace que las oportunidades laborales sean reducidas y los profesionales migren a otras regiones. (Lea también: Congestión poblacional en Bogotá)

Vale la pena señalar que la dinámica económica e inversionista en una ciudad de tamaño mediano como Bucaramanga (526.000 habitantes en la zona urbana y de 1.000.000 en la metropolitana), ha permitido que sus indicadores sociales estén entre los mejores del país, puesto que tiene la menor tasa de incidencia de pobreza y mejor distribución del ingreso en Colombia (Gini de 0,449).

Al comparar la estructura económica de Santander con la de Colombia en el período 2001-2011 se concluye que la industria y la construcción son dos sectores con participación superior respecto al país, pues la primera en el PIB departamental es casi el doble que la nacional, todo gracias a la inversión en mejorar la calidad educativa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?