| 1/11/2011 7:00:00 AM

Producción de café en 2010 fue de 8,9 millones de sacos

Colombia, principal abastecedor mundial de café suave, aumentó su producción un 14% en el 2010, alcanzando una cosecha de 8,9 millones de sacos de 60 kilos, en comparación con los 7,8 millones de sacos producidos entre enero y diciembre de 2009.

Así mismo, durante el último mes del año anterior, este país andino aumento 42% su cosecha, alcanzando una producción de 1.164.000 sacos de 60 kilos, frente a 821.000 sacos cosechados en el mismo mes del 2009.

La recuperación de la cosecha en el segundo semestre del 2010 se explica en buena parte por la ausencia de lluvias del primer trimestre del mismo año, que favoreció las floraciones de los cafetales.

Sin embargo, el aumento drástico del régimen de lluvias en todo el país durante el segundo semestre del año anterior, a escalas sin antecedentes en las últimas décadas, afectará de manera negativa la producción cafetera de 2011, entre otros factores porque los altos niveles de humedad reducen las floraciones y en los árboles facilitan el desarrollo y propagación del hongo de la roya.

“Si bien terminamos el 2010 con un importante aumento en la producción, el llamado para el 2011 es de motivación y concientización, para que los cafeteros aprovechen los diferentes programas que la Federación ha diseñado para que renueven ya sus cultivos con variedades de alta productividad y resistencia a la roya y así eliminar de una vez y para siempre esta enfermedad del país”, dijo Luis Genaro Muñoz Ortega, Gerente General de la Federación Nacional de Cafeteros.

“Solo con cafetales jóvenes, sembrados con buenas densidades, aplicando buenas prácticas culturales y, sobre todo, con variedades resistentes a la roya, será posible recuperar los niveles acostumbrados de producción de Colombia”, agregó el Gerente de la Federación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?