| 10/21/2011 8:00:00 AM

“Principal problema de Transmilenio es su éxito”, Fernando Páez

Fernando Páez, gerente de Transmilenio ha sido blanco de muchas críticas por los problemas que afronta el sistema de transporte masivo de Bogotá. Defiende el sistema y asegura que es la única solución de movilidad de la ciudad.

Transmilenio siempre entra en el debate político porque uno de los aspectos más importantes en la ciudad es solucionar el tema de movilidad y en movilidad es muy importante lo que tiene que ver con el transporte público colectivo, porque gran parte de los bogotanos se moviliza en transporte público”, asegura Fernando Páez.

Páez agrega que “Transmilenio solo moviliza hoy el 28% de los viajes de transporte público colectivo de la ciudad, el restante 72% lo maneja el transporte público colectivo tradicional, sin embargo toda la atención se centra en Transmilenio porque es un sistema organizado que tiene quién salga y ponga la cara al servicio, que es su gerente, pero que debajo de eso hay unas empresas operadoras que tienen unas obligaciones contractuales con el Estado que si no las cumplen tienen multas y sanciones”. 

Para el gerente de Transmilenio “si hay un accidente en el sistema de transporte público colectivo se registra y no pasa nada, pero un accidente en Transmilenio genera todo un debate de opinión alrededor del tema”.

Para Fernando Páez Transmilenio es un sistema con una infraestructura especializada, con planeación, gestión y control y que genera para los ciudadanos un beneficio importante, que es un servicio rápido, “lamentablemente en sus inicios se vendió como un sistema cómodo y el sistema no puede ser cómodo porque su estructuración así no lo pensó, porque es un sistema autosostenible, es decir, con lo que ingresa por pasaje yo tengo que sostener la operación, entonces si yo quiero comodidad la tarifa se sube, yo no se si eso sea un error o sea algo positivo, pero hoy es de mostrar, que una ciudad como Bogotá no tenga que otorgar subsidios al transporte. En la mayoría de ciudades de Latinoamérica los hay”.

“Hoy está, en medio del debate político, el tema de tarifas diferenciales, para hacerlo se debe buscar la fuente de financiación, revisar las contratos, hay que ponerse de acuerdo con los concesionarios y sobre todo garantizar que lo que voy a definir por tarifa cubra los costos de operación, inversión en los buses, mantenimiento, conductores, todo lo que tiene que ver con el funcionamiento del sistema”, señala Páez.

Transmilenio moviliza 1.700.000 pasajeros por día, tiene 1.215 articulados, cuenta  con 114 estaciones de operación (portales y estaciones) y 83 rutas alimentadotas. 

El problema de Transmilenio se centra en la hora pico de la mañana y la tarde, es decir, de 6:30 a.m. a 7:30 a.m. y de 5:15 p.m. a 6:15 p.m.”, advierte Fernando Páez. 

El problema de ocupación en horas pico se intensifica en 35 puntos del sistema, en los siete portales y en 28 estaciones. 

Según cifras entregadas por Transmilenio, el 86,6% de los usuarios dicen estar satisfechos del servicio y recomiendan seguir usándolo, esto lo revela una encuesta de satisfacción realizada por Datexco. “Mis aburridos , como los llamo yo están en un 13%, que no es un monto importante frente al millón setecientos mil pasajeros”, reconoce Páez.

El principal problema de Transmilenio es su éxito. Anualmente el número de pasajeros crece en un 8,5%, cuando la población de Bogotá crece al 1,5%. Este crecimiento de pasajeros lo tenemos con la misma infraestructura del año 2006”, dice el gerente de Transmilenio.

Para Fernando Páez el sistema no tiene una gran cantidad de problemas, tiene un problema de ocupación en las horas pico, sin embargo reconoce que de este inconveniente surgen dos más, la demora de los buses y la seguridad.

Accidentalidad y bloqueos
El gerente de Transmilenio asegura que si se compara el nivel de accidentalidad de Bogotá y el nivel de accidentalidad del transporte privado, el transporte público colectivo y el de Transmilenio y compara el nivel de gente que mueve, pues los índices de accidentalidad en Transmilenio son muy bajos.

Los bloqueos los dividimos en varios, los que se presentan por manifestaciones que hacen los ciudadanos ajenos al sistema: estudiantes, trabajadores, dos personas que se paran frente a un bus, bloquean el sistema de manera inmediata. Otros bloqueos, por ejemplo, cuando los taxistas decidieron ubicarse en un punto y bloquear. Y los otros son los que se derivan por servicio, la gente está en un portal, el bus no llegó y se lanzan a la vía, eso no es muy usual y lo hemos ido controlando”, advierte Páez.

Para Páez lo que se está afectando realmente es la imagen de Transmilenio, “porque la gente tiene en su cabeza que es un nido de accidentalidad, lo que no es cierto”.

Durante 2010 en Bogotá hubo 510 accidentes con muertos, 11.319 con heridos y 21.413 con solo daños. Las estadísticas del Fondo de Prevención Vial arroja que la mayoría de los accidentes son ocasionados por peatones, seguida por pasajeros, luego motociclistas, conductores y ciclistas.

En el transporte privado, los accidentes con solo daños fueron 16.845, con heridos 9.308, con muertos 438. En colectivo, 4.512 con daños, 1.884 con heridos, 61 con muertos y en Transmilenio, con daños 56, con heridos 127 y con muertos 12.

“Las causas de accidentalidad en los troncales (articulados), la mayoría, son actos inseguros de terceros, es decir, vehículos que hacen giros prohibidos o que invaden el carril exclusivo o un ciclista que se atraviesa sin mirar”, señala Fernando Páez.

Un 70% de la accidentalidad en Transmilenio es generada por factores externos, un 16% por actos inseguros del conductor y un 7% por condiciones en la vía.

“Cuando la gente habla que uno de los problemas de Transmilenio es la accidentalidad, es un problema de percepción, no obstante reconocemos que uno no se puede dar el lujo que tres buses se estrellen, eso es algo que no puede suceder, es muy grave, pero si uno compara el funcionamiento general del sistema realmente la accidentalidad no es un problema, pero sí es un a preocupación permanente de Transmilenio”, dice Páez.

Los medios a un accidente en Transmilenio le dedican tres días y dos editoriales, pero a la entrega de la estación de la Calle 100, hubiera pasado la taquillas y hubiera mejorado en un 60% el servicio en ese punto no le hacen tanta divulgación”, afirma el gerente de Transmilenio.

Propuestas de los candidatos
Fernando Páez advierte que hay una unidad en el tema que hay que hacer algo por Transmilenio, “lo más importante es que siento que desconocen que hemos hecho mucho por Transmilenio, pero yo siento unidad en eso, yo creería que a nadie le conviene decir que Transmilenio no funciona”.

Nuevas troncales
Es con el marco del sistema integrado de transporte, el costo por kilómetro es bastante menor, casi se baja a la mitad, producto que aprendimos que la tarifa puede tener otros componentes. 

Esta ciudad tiene que reconocer el aprendizaje en planeación, gestión y control en sistemas de transporte masivo basado en buses y hoy le damos clase al mundo entero.

Administración Páez
Fernando Páez se trazó tres retos para su administración: operación y servicio, fase III y mejoras en infraestructura. De igual forma, se vincularon 195 vehículos, entre ellos 10 biarticulados y 87 buses alimentadores.

Nos arriesgamos a meter los buses a los carriles mixtos, entonces logramos conexión del Portal de Usme y el portal del Tunal con la NQS a través de la avenida Villavicencio. Eso mismo hicimos para conectar NQS con calle 13”.

“Nos dedicamos a hacer unas mejoras en infraestructura, que principalmente está asociado en ampliación de estaciones: Héroes, 77, Granja, Virrey, 85, 100, dos estaciones más en la Autonorte que se entregarán próximamente, Alcalá”.

Fernando Páez afirma que “uno quisiera hacer más cosas, pero hay dos elementos importantes. Primero los recursos, y lo segundo, depender de terceros, aquí todas las obras nuestras las construye el IDU. Solicitarle una obra al IDU es complicado por los procedimientos”.

“Hicimos un estudio en seguridad, que nos arroja varias conclusiones importantes y ya se las mandé a las entidades que corresponden, la señalización no es mía, es de la Secretaría de Movilidad, la corrección de las losas no es mía, es del IDU”. 

Para la fase III se traerán, en principio, 340 vehículos nuevos, la mayoría articulados, que se van a entrar gradualmente.

“Ninguna persona que tenga dos dedos de frente y que quiera esta ciudad, le conviene que Transmilenio le vaya mal porque es la única solución de movilidad efectiva”, concluye Fernando Páez.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?