| 10/17/2008 12:00:00 AM

Prima en riesgo

Qué tanto se afectarán las primas de los productos orgánicos y certificados por la recesión global.

Qué tanto afectará la recesión mundial las primas de los productos certificados como orgánicos o como responsables. Al parecer, menos de lo que muchos podrían creer. En el mundo orgánico la prima está entre el 20% y el 35% y no debería reducirse mucho.

Para Vagneta Rao, secretario general de la organización RSPO que promueve la siembra sostenible de palma de aceite en el mundo, la recesión reducirá los precios de todos los bienes de origen agrícola, pero se mantendrá la diferencia entre los productos certificados y los no certificados.

Considera que hoy más que nunca el comportamiento de las empresas y de las personas es fuerte en el respaldo a los productos que tienen un origen sostenible.

Por su parte, Mary Lou Higgins, de la WWF Colombia, duda al responder la pregunta. Cree que efectivamente la recesión puede hacer pensar dos veces a los consumidores que buscaban productos certificados pero más costosos.

Considera que los productos forestales certificados no tendrán problemas de caídas en el consumo. “La oferta de productos certificados no es suficiente para la demanda existente”, dice la ejecutiva de la entidad de conservación ambiental.

Con la prima por los productos orgánicos está menos segura. El comportamiento final de los consumidores dependerá de sus ingresos. Con todo, les deja el beneficio de la duda. Plantea que muchos de ellos estarán dispuestos a dejar otras cosas para mantener la compra de productos responsables, que defenderán sus criterios éticos, aún por encima de los problemas financieros del mundo.

Mejora en épocas malas
Para el presidente del gremio de los palmicultores, Fedepalma, Jens Mesa, las certificaciones orgánicas o de sostenibilidad son más importantes en las épocas de precios medios o bajos.

Cuando suben los precios, dice, la gente privilegia el abastecimiento por sobre cualquier otra característica. “Cuando aumentan los precios hemos visto que a veces se pierde la prima de los productos orgánicos”, señala.

En cambio, en las épocas de precios bajos, las certificaciones son un valor agregado que es claramente percibida por el productor.

En el caso concreto del aceite de palma, esta sería una época perfecta para que las primas por sostenibilidad funcionen. Hoy el aceite crudo de palma se cotiza en US$535 por tonelada puesto en Rotterdam. En marzo, el precio estaba en US$1.400 por tonelada.

Compensa el esfuerzo
“Para que se sorprenda, la prima funciona para proteger a los productores de los malos momentos”, dice Manuel Dávila, director comercial del grupo samario Daabon, uno de los mayores productores de orgánicos del mundo.

Explica que la prima depende de la oferta y la demanda, pero generalmente mantiene un valor que sirve para compensar a los productores por las inversiones y por la menor productividad que se consigue cuando no se usan agroquímicos. “Compensa el esfuerzo, pero no es para volverse más rico”, dice. Y es que mientras en un cultivo de banano orgánico se obtienen 25 toneladas por hectárea, en uno cultivado con químicos se consiguen entre 28 y 32 toneladas.

Lo que si ocurrirá en el futuro es que no tener una certificación puede jugar como una penalidad. El que no las tenga se puede quedar por fuera de los mercados.





¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?