| 9/6/2011 9:00:00 AM

Presidente Santos visitará Japón del 11 al 14 de septiembre

La visita del mandatario, que viajará acompañado de su esposa, María Clemencia Rodríguez, está dirigida a estrechar "aún más" las relaciones de amistad y cooperación bilaterales, indicó el Ministerio japonés de Exteriores en un comunicado.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, visitará Japón del 11 al 14 de septiembre y se reunirá con el nuevo primer ministro, Yoshihiko Noda, y el emperador, Akihito, informaron hoy fuentes oficiales niponas.

Noda asumió el poder el pasado viernes tras la dimisión de su antecesor, Naoto Kan, en medio de críticas por su gestión de la crisis abierta por el terremoto de marzo.

Se espera que la visita de Santos sirva para concretar un pacto de protección de inversiones cuya negociación comenzó en abril de 2009 tras el acuerdo entre el entonces ministro de Asuntos Exteriores de Japón, Hirofumi Nakasone, y el de Colombia, Jaime Bermúdez.

Colombia espera que el futuro pacto abra la puerta al aumento de la inversión de las empresas japonesas en el país latinoamericano, ya que establecerá un marco jurídico para aumentar las garantías y dar facilidades para la entrada de capital nipón.

La finalización de este tratado es una condición previa para la firma de otro que evite la doble tributación y que desemboque en un futuro Tratado de Libre Comercio (TLC).

En 2009 el comercio entre ambos países se situó en 1.161,6 millones de dólares, de los que 336,29 millones fueron exportaciones de Colombia a Japón y 825,3 millones fueron importaciones procedentes del país asiático, según datos oficiales.

Tras su estancia en Tokio, Santos, que viajará acompañado de seis ministros, visitará hasta el 16 de septiembre Corea del Sur, donde se reunirá con su homólogo surcoreano, Lee Myung-bak, y buscará avanzar para cerrar un TLC con ese país.


EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?