| 1/10/2015 12:05:00 PM

Asì se están preparando para el Fenómeno de El Niño

Ante los efectos de la actual temporada seca y la ocurrencia de un posible Fenómeno del Niño, el Ministerio de Agricultura tiene un plan de acción para las afectaciones que se pudieran generar en el sector agropecuario, forestal y pesquero.

De acuerdo con el Viceministro de Asuntos Agropecuarios, Hernán Román Calderón, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural a comienzos del 2014 creó el grupo de Sostenibilidad Ambiental y Cambio Climático liderado por la dirección de Innovación, Desarrollo Tecnológico y Protección Sanitaria de la entidad.

La misión de este, cual se hace en coordinación con las direcciones misionales del Ministerio y sus entidades adscritas y vinculadas, es diseñar e implementar instrumentos y estrategias que se orienten a la gestión de riesgos climáticos a través de acciones de: identificación, prevención, adopción medidas de mitigación y adaptación.

El grupo cuenta con el apoyo y acompañamiento del Instituto de Hidrología Metereología y Estudios Ambientales (Ideam) y la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD).

Según informó el funcionario, gracias al trabajo de este, el MinAgricultura conjuntamente con la Ungrd, han estructurado el Plan de Acción de Adaptación del Sector Agropecuario a los Efectos Climáticos para prevenir, mitigar y atender las posibles afectaciones del sector agropecuario por la ocurrencia de eventos climáticos adversos y realizar el seguimiento técnico de los diferentes niveles de amenazas de estos.

Es el caso, indicó el Viceministro Román, de la actual temporada seca y las heladas que afectan algunas regiones y la posible ocurrencia del Fenómeno del Niño, que de acuerdo con el Ideam, las probabilidades de que se consolide son del 70%.

En tal sentido, en el marco de este plan de acción, el Ministerio de Agricultura ha desarrollado una serie de actividades tendientes a brindarles a los productores herramientas para aminorar los impactos negativos sobre sus actividades productivas de estos fenómenos climáticos.

En primer lugar, en una etapa preventiva, desde finales del año pasado se conformó la Red Agroclimática del MinAgricultura que ha entregado a los productores una serie de recomendaciones, para adecuarse a estas situaciones climáticas; que si los productores acataron, al presentarse estos eventos, tienen como aminorar los efectos que les pudieran ocasionar, indicó el funcionario.

Este grupo viene trabajando articuladamente con gremios e instituciones de investigación como: La Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Corpoica), El Centro de Investigación de Agricultura Tropical (Ciat), Cenicafé, la Federación de Productores de Arroz (Fedearroz), la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas (Fenalce), la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegan) y la Federación Nacional de Cafeteros (Fedecafé), entre otras entidades que cuentan con capacidades técnicas e información del tema para la toma de decisiones puntuales sobre afectaciones y prevención por producto y por regiones.

Para el presente año, se está ampliando este espacio de trabajo a otros gremios del sector, organizaciones y asociaciones rurales y autoridades locales del orden departamental y municipal, con el objeto de socializar y aunar esfuerzos para la implantación de acciones de adaptación y mitigación aterrizadas a las posibles amenazas regionales y por producto.

De acuerdo con lo informado por el Viceministro Román, se ha tomado la decisión conformar un grupo especial de atención, que se reunirá semanalmente, dedicado a analizar de manera detallada la información generada a través de la red agroclimática, generar estrategias de acción y recomendaciones para el sector con el objeto de fortalecer el monitoreo que se efectúa sobre la evolución de la actual temporada seca, heladas y la eventual ocurrencia de un Fenómeno del Niño.

Igualmente la Red Agroclimática de MinAgricultura publicará boletines mensuales que permitirá a los productores tener información útil y actualizada para tomar decisiones de siembra.

En el primer número, que ya está publicado, se hace un análisis y recomendaciones de los impactos que se esperarían por la disminución de las lluvias y aumento de las temperaturas para el sector agropecuario y heladas, que son recurrentes en los primeros meses del año y de los cuales los productores ya tienen conocimiento de su ocurrencia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?