| 4/9/2011 10:00:00 AM

Precios de las verduras y tuberculos al alza

Durante la semana comprendida entre el 2 de abril y 8 de abril en los principales mercados mayoristas del país, se presentaron incrementos en los precios de las verduras y los tubérculos, debido a la menor oferta, mientras que las cotizaciones de las frutas reportaron una disminución a causa de la salida de nuevas cosechas.

En el caso, de las frutas se destacaron los descensos en las cotizaciones de mangos, mora de Castilla, maracuyá y lulo, que venían con precios altos desde inicios de año. Dicha conducta obedeció a la mayor oferta desde Huila, Cundinamarca, Santander y Valle del Cauca.


Por otro lado, en el grupo de las verduras se presentaron aumentos en las cotizaciones de las cebollas cabezonas, la arveja, el fríjol, el chócolo mazorca y la remolacha. Para esta última, el incremento en sus cotizaciones fue ocasionado por la finalización de cosechas en Boyacá.


De igual manera, los precios de los tubérculos mostraron una tendencia al alza, esta conducta fue resultado del menor ingreso de papa negra y criolla desde el altiplano cundiboyacense y Santander. Asimismo, se redujo el volumen de oferta de arracacha desde Boyacá.


Finalmente, los precios de los pescados también registraron un aumento provocado por la mayor demanda que se presenta en los días de Cuaresma.

Verduras y hortalizas
A lo largo de la presente semana, la finalización de los ciclos productivos de la remolacha cultivada en Boyacá, ocasionó el alza en los precios mayoristas en 21 de las 24 ciudades donde se comercializó este producto. En Bogotá y Barranquilla, el kilo se vendió a $1.278 y a $1.369, lo que representó un descenso superior al 40%.


Igualmente, se observó un alza en las cotizaciones de las cebollas cabezonas blanca, roja y roja ocañera, la arveja verde en vaina, el pepino de rellenar, la zanahoria, la habichuela, el ajo, el fríjol verde en vaina, el apio, el tomate chonto, la ahuyama, el chócolo mazorca, la cebolla junca, la acelga y la coliflor. La arveja verde reportó un aumento de sus precios en 33 de los 40 mercados donde se negoció esta leguminosa; lo anterior fue a causa de un menor abastecimiento procedente de las zonas productoras de Pamplona y Pamplonita (Norte de Santander).


En Medellín y Armenia, la cotización bajó en más de 12% y el kilo se pagó a $2.214 y $3.582, respectivamente. En cuanto al tomate chonto, la cotización se incrementó como consecuencia de un descenso en la producción de Marinilla (Antioquia). Lo anterior se reflejó en un alza del 2% en Medellín frente a la semana anterior y el kilo se comercializó a $792. De la misma forma, subió el precio de la habichuela ante el bajo nivel de ingreso desde Lebrija, Los Santos y Piedecuesta (Santander). Finalmente, en el caso de la cebolla junca, para esta semana sus cotizaciones subieron a raíz de una menor producción en Boyacá y Cundinamarca. En Barranquilla y Tunja, por ejemplo, el incremento superó el 8% y el kilo se comercializó a $2.972 y a $1.522, respectivamente.

Comportamiento contrario registraron productos como la berenjena, el pimentón la lechuga batavia, los tomates riñón y Riogrande, los repollos morado y blanco, el ajo importado, el ají dulce, el pepino cohombro y la espinaca, cuyos precios disminuyeron. El tomate Riogrande registró una caída en el precio en siete de los doce mercados en los que se ofreció este producto; lo anterior obedeció a la salida de las cosechas en Ábrego, Ocaña, Durania y Bochalema (Norte de Santander).


En Bucaramanga, el kilo se pagó a $498, mientras que en Bogotá se transó a $755, lo anterior implicó una reducción del 12%, en promedio, con respecto a la semana inmediatamente anterior. Con respecto al pimentón, los cultivos localizados en Villanueva, Páramo y Curití (Santander) empezaron su etapa de cosecha, lo que trajo consigo una disminución en la cotización. En Bucaramanga y Cúcuta, el kilo se ofreció a $647 y a $708, respectivamente, es decir una baja del 11%, en promedio.


También, se observó un descenso en los precios del ají dulce en las seis plazas mayoristas en las que ofreció; este comportamiento se debió a un mayor ingreso de carga desde Cotorra (Sucre) y San Juan Nepomuceno (Bolívar), desde dónde están saliendo nuevas cosechas. En Cartagena, por ejemplo, la cotización bajó en 35% y se negoció a $1.458 el kilo.


Frutas frescas
Durante esta semana cayeron las cotizaciones de la mora de Castilla como consecuencia de la mayor oferta proveniente de Zetaquirá, Miraflores, Chinavitá y Rondón (Boyacá). En Tunja y Bucaramanga los precios bajaron en 15%, en promedio, y el kilo se vendió a $1.947 y a $1.550, respectivamente.


De la misma manera, bajaron los precios de la granadilla, la mandarina onecco, la patilla, los mangos reina, Tommy y de azúcar, la breva, la mora de Castilla, el borojó, la curuba larga, la papaya hawaiana, el maracuyá, los limones común y Tahití, la pera importada, el banano Urabá, el Tangelo, el lulo, el coco y la fresa. Las cotizaciones del aguacate común cayeron porque se presentó una mayor oferta desde San Luis (Tolima), Cesar y Santander. En las ciudades de Neiva y Bogotá, por ejemplo, el kilo se vendió a $2.800 y a $2.009, respectivamente, lo que representó una reducción del 8% frente a la semana anterior.

Asimismo, disminuyeron las cotizaciones del maracuyá, comportamiento que se repitió en 16 de los 32 mercados donde se vendió porque se presentó un mayor ingreso desde Cundinamarca, Huila y Valle del Cauca. En Cali y Pereira, por ejemplo, el kilo se negoció a $2.631 y $2.250, es decir 11%, en promedio, menos que la semana anterior. También, bajó el precio del lulo en 18 de los 32 mercados donde se comercializó, como consecuencia del aumento de la producción en Huila.

En Villavicencio y Cartagena, la disminución superó el 2% y el kilo se vendió a $3.458 y a $4.333, respectivamente. En el caso de la granadilla las cotizaciones se redujeron en 29 de los 30 mercados donde se vendió ya que se contó con una mayor cantidad de producto procedente de Caldas. En Pereira y Manizales, el kilo se vendió a $1.833 y a $1.328, 15% menos. Finalmente, los precios mayoristas de la papaya hawaiana cayeron pues hay buena producción en los cultivos establecidos en el departamento de Córdoba. En Neiva y Sogamoso, por ejemplo, la reducción superó el 7%, vendiéndose el kilo a $1.500 y a $1.100, respectivamente.

En contraste, en esta semana subieron las cotizaciones del banano criollo, el kiwi, la mandarina arrayana, las papayas redonda y maradol, la feijoa, la guanábana, la guayaba pera, las naranjas común y Valencia y el tomate de árbol. En el caso de la naranja común, el alza en la cotización se explicó por la reducción en la producción de Arboledas, Salazar y Bochalema (Norte de Santander).

En Bucaramanga y Cúcuta, por ejemplo, los precios subieron en 33%, en promedio, vendiéndose el kilo a $798 y a $715, respectivamente. La cotización del tomate de árbol se incrementó en 39 de los 43 mercados, debido a que durante la presente semana se redujo la producción en Antioquia y Cundinamarca.

En los mercados de Bucaramanga y Tunja, el alza fue de 7%, en promedio, vendiéndose el kilo a $1.692 y $2.255, respectivamente. El precio de la papaya maradol aumentó en trece de los 26 mercados donde se transó, porque disminuyó el ingreso de fruta desde los Llanos Orientales. En Tunja e Ibagué, el kilo se pagó a $990 y a $1.750, respectivamente, lo que representó un incremento superior al 10%.


Tubérculos, raíces y plátanos
Durante esta semana subió el precio de la arracacha amarilla en nueve de los 17 mercados donde se vendió, gracias a que disminuyó el ingreso de producto desde Tibaná y Ramiriquí (Boyacá). En Popayán y Tunja, las cotizaciones aumentaron 7%, en promedio, vendiéndose el kilo a $1.250 y a $1.206, respectivamente.

De igual modo, tendieron al alza los precios de las papas suprema, ICA – Huila, única, parda pastusa, capira, criollas sucia y limpia, los plátanos guineo y hartones verde y maduro, la arracacha amarilla y el ñame criollo. En el caso del plátano hartón verde, el incremento en las cotizaciones se presentó en 17 de los 38 mercados en donde se comercializó y fue ocasionada por el menor ingreso de producto en las centrales mayoristas. En Barranquilla y Tunja, por ejemplo, el aumento fue superior al 4% y el kilo se vendió a $1.140 y a $1.200, respectivamente.

En el caso de la papa capira disminuyó la oferta desde los cultivos establecidos en el altiplano cundiboyacense, lo que adujo un alza de los precios en trece de los 27 mercados donde se vendió. En Buenaventura y Cali, el kilo se comercializó a $510 y a $383, respectivamente, un 4%, en promedio, más que la semana anterior. En el caso de la arracacha blanca, el aumento de la cotización se observó en nueve de los 16 mercados donde se vendió esta variedad, ya que, según comentarios de los comerciantes, se redujo el abastecimiento de producto desde el Eje Cafetero y Valle del Cauca.

En Pereira y Manizales, por ejemplo, los precios se incrementaron en un 10%, en promedio, y el kilo se transó a $773 y a $1.455, respectivamente. Así mismo, durante la semana subió la cotización de la papa criolla limpia en 27 de los 31 mercados en donde se comercializó, pues la producción de esta variedad disminuyó en Cundinamarca, Santander, Norte de Santander y Boyacá. En Cúcuta y Manizales, los precios se incrementaron en más de 20% y el kilo se ofreció a $993 y a $1.217, respectivamente.

Finalmente, se registró un alza en las cotizaciones del ñame criollo en tres de los cuatro mercados donde se negoció, porque se redujeron los niveles de abastecimiento desde San Juan Nepomuceno y Villanueva (Bolívar). En Sincelejo el kilo se vendió a $1.030, lo que representó un incremento en los precios mayoristas del 3% frente a la semana anterior.

En cambio, en las principales centrales mayoristas del país cayeron las cotizaciones de las yucas chirosa, común e ICA, el plátano dominico verde, las papas tocarreña y nevada y el ñame diamante. En el caso de la yuca chirosa el precio bajó en ocho de los doce mercados donde se transó, ya que aumentó la producción en los municipios de La Virginia, Belén de Umbría, La Celia y Marsella (Risaralda).

En Montería y Buenaventura, por ejemplo, la cotización bajó en 2%, en promedio, y el kilo se ofreció a $317 y a $880, respectivamente. Igualmente, se dio una caída en el precio mayorista del plátano dominico verde en tres de los seis mercados donde se negoció, gracias al buen ingreso registrado desde Jardín y Andes (Antioquia). En Medellín el kilo se negoció a $634, lo que representó una reducción del 6%, en promedio.

Pollos y Huevos
Esta semana siguieron disminuyendo las cotizaciones de los huevos debido a la buena oferta por parte de las granjas avícolas localizadas en el Eje Cafetero y Valle del Cauca. Por ejemplo, cayeron los precios de los huevos rojos extra, A y AA y blancos A y AA. En el caso del huevo rojo A, la unidad se negoció a $177 y a $160 en las ciudades de Bogotá y Bucaramanga, indicando una disminución del 7%.

Por otro lado, se incrementaron las cotizaciones del pollo entero congelado sin vísceras, las piernas, las piernas pernil con rabadilla, las alas con costillar y las menudencias. En el caso de las alas con costillar, su precio se redujo en seis de los doce mercados donde se vendió debido a la menor oferta recibida desde el departamento de Santander. En Valledupar el kilo se transó a $2.900, un 5% más que la semana pasada.


Carnes, granos y procesados
A lo largo de esta semana cayeron los precios de la carne de res en los cortes de muchacho, costilla, bota, cadera, chatas, paletero, punta de anca, pecho, bola de pierna y lomo fino. En el caso de la costilla de res, esta disminución en su cotización obedeció a la menor demanda. En Bogotá y Armenia, por ejemplo, la caída fue del 7%, y el kilo se comercializó a $6.425 y a $4.000, respectivamente.


Por otro lado, subieron los precios del bocachico criollo, el bagre rayado y la tilapia roja. Esta situación fue provocada por el mayor nivel de demanda registrado por la Cuaresma. En las ciudades de Montería y Sincelejo, el kilo de tilapia roja entera fresca se vendió a $6.200 y a $3.833, respectivamente, más del 10% con respecto a la última semana.

De igual manera, las cotizaciones del arroz de primera se incrementaron en 17 de los 30 mercados donde se comercializó el producto, debido a que la temporada de cosecha terminó. En las ciudades de Cali y Medellín la variación fue del 5% por lo que el kilo se vendió a $1.900 y a $2.230, respectivamente.


Finalmente, se presentó una disminución en las cotizaciones del queso costeño en doce de los 19 mercados donde se ofreció; dicha conducta obedeció a un mejor volumen de oferta de leche registrado en la Costa Atlántica. En Pereira y Montería por ejemplo, el alza superó el 8% y el kilo se vendió a $7.933 para la primera y a $7.800 en la segunda.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?