| 5/22/2015 5:00:00 AM

Nuevas tecnologías encarecen la salud en Colombia

La salud es un bien público y por esto el Gobierno es el encargado de velar para que todos los ciudadanos tengan acceso a esta con servicios de buena calidad. Sin embargo, hay algunos factores que hacen que sea más complicado este proceso.

El desarrollo de cobertura y calidad de la salud en Colombia es una problemática que data desde 1993; a pesar de que en la actualidad el 97% de la población tenga cobertura, el Gobierno viene enfrentando desde algunos años fuertes problemas en cuanto a calidad y costos.

De acuerdo al artículo “El costo del progreso” del Ministro de Salud Alejandro Gaviria, en la segunda mitad de la década pasada los nuevos medicamentos no incluidos en los planes de prestaciones de las aseguradoras, comenzaron a financiarse con fondos públicos. Las empresas farmacéuticas, los proveedores y los médicos rápidamente entendieron que el Estado estaba dispuesto a pagar por casi todo (a casi cualquier precio).

Los pagos para nuevos medicamentos aumentaron y también los problemas financieros. Las deudas frente a los proveedores crecieron rápidamente y se deterioró la confianza del público en el sistema.

Aunque el gobierno ha tomado cartas en el asunto y por ley ha intentado disminuir el costo de los medicamentos, al mismo tiempo ha hecho aportes monetarios para que la población tenga acceso a estos, “este pago de nuevas tecnologías no incluidas en el plan de salud no fue regresivo, pues la mayor parte de los pagos realizados para nuevos medicamentos no incluidos en los planes de seguro convencionales beneficiaron a las personas de mayores ingresos” afirma el Ministro.

Si bien uno llega a pensar que la tecnología debiera favorecer los costos de producción y por ende, los precios de venta al consumidor fueran menores, la salud o los medicamentos son bienes que no se pueden sustituir y afectan directamente la capacidad de consumo de los hogares, lo cual causa que se termine pagando el precio ofrecido y entonces la capacidad de consumo disminuya considerablemente.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?