| 10/9/2016 12:01:00 AM

Así se movían los precios de la finca raíz en Bogotá hace 23 años

Hace 23 años la Revista Dinero publicó un informe sobre la finca raíz en Bogotá, en el cual describía la “bonanza” que había en ese momento y mencionaba algunas de las zonas de más alta valorización.

En julio de 1993 el mercado inmobiliario de la capital colombiana presentaba un sinnúmero de alternativas para los compradores, a pesar de la llamada crisis de los servicios públicos y de infraestructura física del período anterior.

De hecho, Dinero relató en aquel momento que era de especial interés para todos los bogotanos lo que estaba pasando con “el complejo, dinámico y fascinante mercado inmobiliario de la ciudad”.

Y es que entre 1991 y 1992 el área de las licencias de construcción aprobadas aumentó en un 48 y 42%, respectivamente.

Mientras que en los mejores proyectos urbanísticos la valorización en el precio de venta por metro cuadrado osciló, entre junio de 1992 y el mismo mes de 1993, entre el 60 y el 100%. 

Lea también: Así va la suave ‘desinflada’ de los precios de la vivienda

“Estas valorizaciones se han dado en distintas zonas de la ciudad, y en proyectos de diferente nivel de precios”, detalló este medio de comunicación en un informe, en el que además se cuestiona si la bonanza de precios continuaría.

“Es indudable que el actual es un punto alto del ciclo. No solamente ha aumentado significativamente el precio de la tierra, de las viviendas y las oficinas, sino también el precio de los materiales de la construcción”, añade el documento.

Además, explica que para ese momento “lo único” que todavía no había empezado a subir en un grado considerable eran las tasas de interés para los constructores y compradores.

Uno de los datos más interesantes de aquel informe tiene que ver con un análisis de algunas de las zonas con mayores opciones de convertirse en centros de desarrollo de Bogotá, según el comportamiento del mercado de finca raíz.

Entre ellos destaca la calle 200 al norte, cuyos alrededores en la actualidad están densamente poblados y cuentan con una importante dinámica económica impulsada por centros comerciales como el Santafé.

También en aquel entonces se proyectaban otras zonas al norte de la capital como Tibabuyes, situado en la localidad de Suba, así como la zona de Fontibón y Ciudad Salitre, al occidente.

Lea también: Al fin cede el precio de la vivienda, ¿es momento de comprar?

El sector de Salitre, por ejemplo, ya se proyectaba con fuerza en ese momento, ya que allí se construía la actual sede de la Embajada de Estados Unidos, “un hotel de cinco estrellas frente al CAN” y “grandes desarrollos de oficinas por parte de importantes grupos de constructores”,  describió Dinero.

En 1993, también se pronosticó que la totalidad del área entre la calle 72, la calle 100 y la carrera 15, así como sus alrededores, "fuese cual fuese su uso", iba a ser de gran valorización a pesar de “la alta densidad de tráfico y la insuficiente infraestructura de servicios”.

Por su parte, Usaquén se visualizaba como un sector de enorme valorización “desde el punto de vista comercial”, a pesar de que existían ciertas restricciones de tipo urbanístico que limitaban su expansión.

El texto concluyó a manera de reflexión que lo importante es estar “bien informado acerca de las tendencias” para no destinar los recursos en “áreas en decadencia”. A menos que “usted sea un bohemio o un romántico creyente en la restauración del centro de Bogotá”, sentenció.

Por sectores, así se movía la finca raíz en Bogotá hace 23 años

Avenida 1era de mayo: $180.000 por metro cuadrado

Usme: $120.000 por metro cuadrado

Ciudad Bolívar: $150.000 por metro cuadrado

Avenida Boyacá al sur: $170.000 por metro cuadrado. Al occidente: Entre $220.000 y $280.000. Al norte: Entre $350.000 y $495.000.

Carrera séptima al norte y bordeando los cerros orientales: Hasta $750.000

Carrera séptima de centro a sur: Entre $220.000 y $140.000

Avenida suba: Entre $495.00 y $600.000

Avenida 68 al occidente: $360.000

Fontibón: $250.000

Listado de precios de la vivienda en algunos sectores en particular, descritos en la Revista Dinero de junio de 1993

De regreso al futuro

Un estudio realizado por la consultora inmobiliaria Tinsa reveló que el precio promedio de la vivienda nueva en Bogotá superaba los $544 millones en febrero de este año.

La investigación además explica que el metro cuadrado promedio más costoso se encontraba en la localidad de Chapinero (superior a los $7 millones). Por ejemplo el VTRUM, una obra del arquitecto Richard Meier, se ofertó entre los $2.400 y $6.800 millones por vivienda.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?