| 11/28/2010 11:00:00 AM

Precios de los alimentos, en promedio, han subido un 1,18%

Históricamente noviembre se caracteriza por ser un mes de transición, ya que se pasa de un periodo con leves incrementos, e incluso reducciones en los precios ante la mayor oferta de muchos alimentos como la papa y las frutas.

En el período 2000-2009, la variación de los precios mayoristas de los alimentos registró un promedio de 0,31% en noviembre. En este mes estacionalmente se reduce la oferta de papas, mientras aumenta la de frutas por el aumento en las cosechas de los limones, las naranjas, la papaya y el maracuyá. 

Comparado el promedio ponderado de los precios mayoristas de los alimentos en el tiempo transcurrido del mes de noviembre, contra el promedio del pasado octubre, se presenta un aumento del 1,18%. Las alzas en las cotizaciones para el presente mes se presentaron en los tubérculos 4,1%, los cereales 4%, las hortalizas 1,4% y los alimentos varios 2%, mientras que bajaron los precios de las frutas -1,4% y las carnes con un -0,23%. 

A lo largo del mes se ha registrado mucha inestabilidad en la tendencia de los precios. En la última semana se observó un cambio en la tendencia de los precios del grupo de los tubérculos, grupo que venía subiendo, sin embargo entre el 20 y el 26 de noviembre se presentó una mejora en el abastecimiento de las principales variedades de papa negra con la reducción consiguiente en sus precios. 

Este incremento, que supera al promedio histórico, está explicado en una alta proporción por el aumento de las lluvias que tiene un efecto directo sobre la calidad de los productos y al anegar algunas zonas situadas al margen de los ríos ha reducido la producción de leche y la oferta de algunas hortalizas.  

Pero el efecto principal de este período invernal se observa en los daños de algunas vías primarias del país y en la red secundaria y terciaria que vincula importantes zonas productoras de alimentos con los grandes mercados urbanos, esto conlleva aumentos en los tiempos de desplazamiento y el costo de los fletes. 

Un efecto colateral que ocurre cuando se presentan daños apreciables en la infraestructura vial, es el cambio en algunos procesos comerciales por la decisión que toman algunos productores y comerciantes de cambiar el destino de sus productos, esto se da por el temor que se tiene de perder parte de los envíos o desmejorar su calidad ante los aumentos en los tiempos de transporte. 

Entre las carreteras que se encuentran en mal estado están la vía Medellín–Manizales en los municipios de Marmato (Caldas) y La Pintada (Antioquia) por deslizamiento de tierra. Asimismo, en la vía Medellín–Turbo se presentan varios tramos defectuosos, específicamente entre Santa Fe de Antioquia y Cañasgordas, y desde Dabeiba a Chigorodó (Antioquia).

Se realizaron, además, cierres parciales en la carretera Santa Fe de Antioquia–Dabeiba, del corredor vial Medellín–Turbo. Igualmente, en la vía que comunica a Cúcuta con Bucaramanga, se registran derrumbes y paso restringido en el sitio conocido como La Nevera. La vía de Bucaramanga a San Alberto, a la altura del kilómetro 73, que comunica hacia la Costa Atlántica, también fue cerrada por el mal estado.

 


cuadroleimenos
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?