| 9/5/2016 11:44:00 AM

Una plataforma para conseguir parqueadero privado en Bogotá

La plataforma Nidoo se encarga de conectar a personas que quieren parquear en un sitio seguro y a precios justos con personas que tengan parqueaderos disponibles y los quieran alquilar.

Según estudios, en la capital hay más de 1‘800.000 carros y solo hay 60 mil cupos en los parqueaderos públicos y centros comerciales, así que existe una sobre demanda.

El mismo estudio explica que se necesitarían alrededor de 1.000 hectáreas (nueve veces el campus de la Universidad Nacional) para suplir la demanda de los carros en Bogotá.

La plataforma Nidoo se encarga de conectar a personas que quieren parquear en un sitio seguro y a precios justos con personas que tengan parqueaderos disponibles y los quieran alquilar.

Es decir, una persona que tengan un parqueadero libre en una oficina, una casa o un conjunto a través de la aplicación podrá ofrecer su parqueadero y alquilarlo.

Así, la persona se evitaría el cobro por minutos, dejar las llaves de su carro, estacionar en lugares inseguros o dejar carros en la vía.

Para asegurar la máxima seguridad, todas las personas inscritas deberán pasar por filtros que incluyen información personal, chequeo cruzado de cédulas y chequeos físicos por parte de los vigilantes que cuidan los parqueaderos. Además, los clientes y los que ofrecen parqueadero se calificarán entre sí.

Vea también: Primer parqueadero robotizado en Bogotá

Los pagos se hacen mensualmente con tarjeta de crédito y Nidoo consignará a los dueños de los parqueaderos. El precio va desde $50.000 hasta $250.000 dependiendo de la oferta y demanda de cada zona.

¿Qué está pasando en los parqueadero públicos?

Según la Secretaria de Gobierno y Movilidad el cobro de los parqueaderos no puede ascender de $95 por minuto para los carros y $27 para motocicletas, la tarifa mínima es de $38 para carros.

En los centros comerciales, este cobro no puede ascender de $48 independientemente del sector de la ciudad y de los cupos que tenga. Tampoco existe una tarifa regulada que cubra el estacionamiento por horas, por días o por meses.

Por otro lado, las tarifas dependen de la zona donde se encuentre el parqueadero y de la cantidad de parqueaderos que haya en el sector, cuando la demanda es más baja, el precio es menor.

Si el parqueadero es cubierto, de altura, subterráneo o de superficie o si tiene banda para entrar, topes para los carros en reversa, demarcación o máquina de tarjetas, influirá en el precio final.

Ahora bien, los parqueaderos públicos se rigen bajo unas leyes que cubren a sus clientes bajo ciertas necesidades. Por ejemplo, según el artículo 3 del acuerdo 356 de 2008 del Consejo de Bogotá, estos lugares deben obtener una póliza anual de responsabilidad que asegura que deben responder por los objetos hurtados del carro.

Lea también: 3 formas de ‘pokémprendimiento‘ en Bogotá

Es decir que los objetos personales que no tengan nada que ver con el carro no entran en la normativa, pero las partes del carro sí entran dentro de la póliza.

Lea también: Lo que gasta un hincha de fútbol en Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?