| 6/7/2011 4:30:00 AM

Piden la renuncia del Ministro de Comercio

El senador Jorge Enrique Robledo le pidió la renuncia al ministro de Comercio Sergio Díaz-Granados, tras conocerse que su esposa, Paola Vergara, trabajó como asesora de Saludcoop.

La exigencia del congresista del Polo Democrático se hizo durante el debate de control político a los ministros de Minas y de Protección Social sobre las condiciones laborales en la gran minería.

Dijo Robledo que la esposa del ministro hizo parte de la nómina de Saludcoop hasta septiembre de 2010, para pasar después a ser contratista de la misma EPS, por $150 millones. Entre sus funciones estaba la de advertirles a los directivos sobre las futuras normas que pudieran lesionar sus utilidades.

En la actualidad, la Superintendencia de Industria y Comercio, adscrita al Mincomercio, está investigando a Acemi y a catorce EPS, incluida Saludcoop. Según Robledo esto “le genera a Díaz-Granados un evidente conflicto de intereses (...) con este nuevo caso, más el del minhacienda Juan Carlos Echeverri, ya son dos los ministros del presidente Santos involucrados en el escándalo de Saludcoop”.

La petición se da luego de que el periodista Daniel Coronell publicara en su columna de la Revista Semana que la esposa del ministro fuera asesora por contrato del Grupo Saludcoop, quien estuvo contratada como empleada de nómina hasta septiembre del año pasado.

Sin embrago en octubre continuó en su labor de asesora con un contrato de prestación de servicios por lo que permanecía como integrante de juntas directivas o consejos de administración de varias empresas de Saludcoop. A la vez que Vergara era una de las asesoras de cabecera del expresidnete de la entidad, Carlos Palacino.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?