| 11/21/2012 4:40:00 PM

Petro defiende a capa y espada a Acueducto de Bogotá

A través de su cuenta en Twitter, el alcalde Gustavo Petro, dijo que “ha sido allanada la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá por el Gobierno Nacional”.

El nuevo enfrentamiento entre el alcalde mayor de Bogotá, Gustavo Petro, y el Gobierno Nacional, fue suscitado por una visita de la Superintendencia de Industria y Comercio a las instalaciones de la Empresa de Acueducto de Bogotá.

Publicó en su Twitter el rechazo por la inspección asegurando que “ha sido allanada la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá por el Gobierno Nacional”.

El mandatario local realizó varios trinos, uno de ellos convocando a los bogotanos para que se hicieran presente en la empresa.

En otro ordenó: "Todo el gabinete queda convocado a permanecer en la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá".

Agregó que "Policía desobedeciendo la orden del alcalde, golpea a la gente en Acueducto. Mi orden es retirar el Esmad del Acueducto".

De acuerdo con algunas versiones de prensa, la SuperIndustria estuvo inspeccionando a la empresa que tiene una investigación abierta por posición dominante.

De acuerdo con la entidad, se solicitó una información que no fue entregada y por la cual estaría recibiendo sanciones por $60.000 millones.

La entidad de control y vigilancia multó a la Empresa de Acueducto de Bogotá con $310 millones por aumentar más de un 90% las tarifas de agua en bloque a usuarios de la Sabana.

En esta pugna, según un artículo de Semana, están enfrentados pesos pesados de la política nacional como el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, el ministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras, y el gobernador del departamento, Álvaro Cruz.
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 526

PORTADA

Estas son las pymes más ganadoras de Colombia en 2017

Las pequeñas y medianas empresas se ratifican como las locomotoras del país, no solo por su aporte al empleo, sino porque su menor tamaño les permite capotear mejor la desaceleración. Estas son las que más facturan.