| 8/3/2010 2:10:00 PM

Peter Michael McKinley, nuevo embajador de Estados Unidos en Colombia

El Comité de Relaciones Exteriores del Senado de ese país aprobó a viva voz el nombramiento de 33 embajadores de Estados Unidos, incluyendo los designados para Colombia, Chile, Panamá y Perú.

Reunidos en un hacinado salón en el Capitolio, los 14 miembros del Comité aprobaron en una sesión especial a los embajadores designados por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para representar al país en varias naciones de América Latina, África, Asia y Oriente Medio. "Tenemos una larga lista de nombramientos este año... Es un grupo de profesionales altamente calificados", dijo el presidente del Comité, el demócrata John Kerry, al inicio de la sesión.

La lista aprobada hoy incluye a Peter Michael McKinley, como próximo embajador de Estados Unidos en Colombia; Rose M. Likins, destinada a Perú; Alejandro D. Wolff, para Chile, y Phyllis Powers, para Panamá. También incluyó a James Franklin Jeffrey como próximo embajador de Estados Unidos en Irak. "Es muy importante que se confirme al próximo embajador de Estados Unidos en Colombia cuanto antes posible", dijo a los periodistas el senador republicano Richard Lugar, el republicano de mayor rango en el Comité.

 Lugar hizo esas declaraciones en referencia al próximo 7 de agosto, cuando tomará posesión el nuevo presidente de Colombia, Juan Manuel Santos. Lugar expresó preocupación porque, a su juicio, la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) son una amenaza "para la estabilidad y democracia" en ese país. Lugar recordó que el Gobierno de Colombia ha presentado fuertes argumentos sobre que Venezuela "está dando refugio a elementos de las Farc". Asimismo, dijo que el saliente Gobierno del presidente Álvaro Uribe "ha respondido con valentía y éxito" a las Farc.

Entre los aprobados hoy, sin embargo, no figuró Larry Palmer, nombrado como próximo embajador de Estados Unidos en Venezuela, que tuvo el viernes pasado su audiencia de confirmación. Lugar dijo que no sabía porqué no figuró Palmer en la lista, a menos que "haya algunos asuntos pendientes" o algún proceso burocrático aún en trámite. El viernes pasado, el senador demócrata Bob Menéndez expresó reservas por el nombramiento de Palmer, al pedir más contundencia contra el Gobierno del presidente venezolano Hugo Chávez. El Senado aún no ha fijado fecha para la votación definitiva de los embajadores, que está previsto ocurra el mes próximo. 

Quién es el nuevo embajador
Peter Michael McKinley, el embajador de Estados Unidos en Perú, será el nuevo jefe de la casa diplomática de su país en Colombia, a propuesta del presidente Barack Obama. En un comunicado, Obama describió a McKinley como un “individuo de talento y dedicación” con el que tiene ganas de “colaborar en los meses y años que vienen”. “Estos individuos dedicados y talentosos serán adiciones muy valiosas para mi gobierno”, dijo Obama, citado en un comunicado de la Casa Blanca, al anunciar la nominación de McKinley y otros diplomáticos.

McKinley se desempeñó como jefe de la misión y encargado de negocios de Estados Unidos ante la Unión Europea en Bruselas, de 2004 a 2007, antes de asumir sus funciones como embajador en Perú. También ejerció funciones en el Departamento de Población, Refugiados y Migración de Estados Unidos, agencia que se encarga de apoyar a los refugiados y víctimas de conflictos armados.

El Embajador McKinley ingresó al Servicio Exterior en el año 1982. Nació en Venezuela y pasó su infancia en Brasil, México, España y los Estados Unidos. Realizó estudios en el Reino Unido y obtuvo un doctorado de la Universidad de Oxford. Su historia sobre Venezuela fue publicada por Cambridge University Press como parte de su serie sobre América Latina. Esta obra también ha sido publicada en castellano. McKinley está casado con Fátima Salces Arce, con quien tiene tres hijos.

 El diplomático sustituirá en Bogotá a William Brownfield, actual embajador de Estados Unidos en Colombia, nombrado por el presidente George W. Bush en 2007, luego de prestar sus servicios con igual cargo en Venezuela. Brownfield ha jugado un papel importante en las relaciones entre Colombia y su país, sobre todo en lo que tiene que ver con el Plan Colombia y las ayudas para combatir el narcotráfico y la guerrilla.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?