| 9/1/2015 5:00:00 AM

Perspectivas del emprendimiento rural a pequeña escala

La semana pasada tuvo lugar el Seminario Emprendimiento Rural: Agricultura a Pequeña Escala convocado por el Observatorio de Problemas Rurales Contemporáneos de la Universidad Nacional,para vincular a las universidades en proyectos de pequeños productores.

Participaron prestigiosos académicos internacionales como el Profesor Albert Berry de  la Universidad de Toronto, quien ha estudiado elcampo colombiano y las pequeñas empresas por 30 años, y el profesor Steven  Helfand de la Universidad de California de Riverside reconocido por estudios de la economía rural de Brasil.

El Seminario iba dirigido a revisar asuntos de gran interés para el  país como debatir la forma en que se puede reconstruir y fortalecer la economía familiar rural y proyectarla en forma empresarial. Se centró en valorar estrategias no solo para incrementar el  producto agropecuario de los pequeños productores, sino las estrategias que permiten mejorar de manera sostenida los ingresos de las familias rurales, el empleo  de la mano de obra, en forma amigable con el ambiente y con  una calidad de vida que atraiga a la población joven y  consolide la paz.

El profesor Berry resaltó la importancia de la economía familiar rural en Colombia y su contribución a la seguridad alimentaria del país, a pesar de la escasez de apoyos y la coacción que ha habido para concentrar la  tierra.

Con el censo agropecuario de 2014 se podrá por fin precisar los cambios en el sector rural colombiano. Hoy se estima que 9 millones de colombianos dependen de la economía rural, lo que comprueba una situación inversa a la que se ha ido formando la opinión pública.

A menor tamaño mayor productividad de la tierra y mejor la utilización de factores productivos, alto empleo y mejor distribución del ingreso, según el profesor Berry basado en la experiencia internacional para concluir que las experiencias de Taiwán, Japón y Corea apuntan a la economía rural familiar como el mecanismo para mayor contribución a la productividad de la tierra, uso de mano de obra y productividad de todos los factores.

Al intervenir el investigador Salomón Kalmanovitz señaló en el caso colombiano la debilidad de las instituciones del Estado que requieren cambios para hacer que sus recursos lleguen a la agricultura familiar y tengan una proximidad con la misma, de modo que puedan hacer una planificación y coordinación eficaz para apoyar su potencial de emprendimiento.

Los expositores resaltaron la gran falencia en la educación rural básica, media y en la formación de profesionales y técnicos ligados al campo no solo agropecuario sino también de agroindustrialización y  servicios rurales.

Steven Helfand mostró como en el agro brasilero predomina también la pequeña propiedad aunque menos fraccionada que en Colombia. En Brasil se ha contado con una información y una institucionalidad amplia y estable, apoyando desarrollos importantes en mejoramiento de la producción, innovaciones, agregación de valor para la transformación asociativa. Una de las falencias en el caso de Brasil es que el proceso tiene consecuencias menos generales en la distribución del ingreso y poca evidencia de las externalidades ambientales.

El Seminario realzó la importancia de proyectos integrales de transformación de la economía familiar campesina por Universidades en asocio con organizaciones de productores en el acompañamiento de innovaciones productivas, organizativas y comerciales, con logros tan relevantes como la sustitución de cereales en Nariño después de la apertura de 1992, al igual que esfuerzos propios de asociaciones de pequeños productores que actualmente están exportando.

El profesor Santiago Manuel Sáenz señaló los logros de la agricultura peruana, dado su acertado manejo del agua escasa,  y la gran facilidad para que los productores exporten sus productos con menos obstáculos en cuanto a cantidades de trámites que están presentes frente al caso colombiano.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?