| 12/12/2011 3:33:00 PM

Persiste la alerta roja por causa de las fuertes lluvias

Las autoridades colombianas mantienen la alerta roja en buena parte del país debido a las fuertes lluvias que este fin de semana desbordaron el río Magdalena y que ocasionaron un derrame de petróleo en una cuenca hídrica, así como cortes de agua en varias ciudades.

"En el río Magdalena continúa la alerta roja dados sus niveles altos y la salida de cauce en algunos trechos", precisó John Valencia, meteorólogo del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

Y el director del Socorro Nacional de la Cruz Roja Colombiana (CRC), César Urueña, detalló a Efe que la mayor gravedad en el área de la cuenca del Magdalena se registra en algunos barrios de Puerto Salgar, en el departamento central de Cundinamarca, del que también es capital Bogotá.

Las inundaciones afectaron sólo el pasado fin de semana a unas 400 familias de esta población ribereña.

Una situación similar se registra en casi toda la cuenca del Cauca, la segunda corriente del país, añadió Valencia, mientras que los niveles del río Bogotá, que hace días anegó extensas zonas de la sabana central colombiana y barrios enteros de la capital, comienzan a bajar.

Dos días sin apenas lluvias en Bogotá sirvieron de tregua a una capital con el agua al cuello hasta el viernes pasado.

También en la ciudad de Cúcuta, capital del departamento de Norte de Santander, fue declarada hoy la alerta roja por la contaminación con crudo del río Pamplonita, principal abastecedor del acueducto de esa ciudad de 750.000 habitantes, a causa de la ruptura de un oleoducto por un derrumbe provocado por las lluvias.

La ruptura del oleoducto contaminó las aguas del arroyo Iscalá y luego las del río Pamplonita, cerca de la toma del acueducto de la ciudad, explicó a Efe una fuente de la empresa suministradora.

Otras ciudades que registran desde hace días racionamientos de agua y afectación de su acueducto son Manizales y Riohacha, capitales de los departamentos de Caldas (centro oeste) y La Guajira (norte), respectivamente.

La Ideam pronosticó hoy que después de unos tres días secos en buena parte del país "regresarán las precipitaciones", que desde el primero de septiembre han dejado 141 muertos y más de medio millón de damnificados en toda Colombia.

Por eso siguen en alerta las autoridades y los organismos de socorro.

"Esta semana las lluvias regresarán y se seguirán presentando en las regiones Caribe y andina, y las más intensas afectarán principalmente zonas de montaña en los departamentos de Antioquia (noroeste), en Santander y Norte de Santander (nordeste) y en Boyacá y Cundinamarca (centro)", pronosticó Valencia.

El Ideam y la Oficina de Pronósticos y Alertas también coincidieron en que las lluvias se extenderán en Colombia hasta el primer semestre de 2012 a causa del fenómeno de La Niña.

Por eso, mantuvieron la alerta ante la probabilidad de crecientes súbitas y deslizamientos que en los tres últimos meses han sembrado de destrucción vías e infraestructuras en el país.

La segunda temporada de precipitaciones en Colombia ha dejado, además, más de 870 deslizamientos, avalanchas y otros eventos asociados a las lluvias en 429 municipios de 27 de los 32 departamentos del país.

Colombia padeció entre abril de 2010 y el mismo mes de este año, la más prolongada temporada de lluvias en décadas, con más de 440 muertos y 3,6 millones de afectados.

Esta primera temporada, que coincidió con el inicio de La Niña, destruyó vías, puentes y centenares de viviendas, así como miles de hectáreas de cultivos anegadas.

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?