| 10/31/2011 8:00:00 AM

Perfil: el ‘milagro económico’ de Elsa Noguera

Los electores barranquilleros escogieron a la mujer que duplicó en dos años los ingresos totales del Distrito, cuando se desempeñó como secretaria de Hacienda del alcalde Alejandro Char: pasaron de $660.000 millones en 2007 a $1’2 billones en 2009.

El aumento de los ingresos es solo uno de los capítulos de lo que se conoce hoy como “el milagro financiero” de la capital del Atlántico. Noguera recibió un Distrito quebrado de la administración de Guillermo Hoenigsberg, y restableció su solidez económica. El motor que permitió poner en marcha un ambicioso plan de inversiones sin antecedentes en la ciudad, y que mantuvo al alcalde Char en niveles meteóricos de popularidad.
 
Elsa Margarita Noguera De La Espriella tiene 38 años. Mide un metro con 40 centímetros, y debe usar muletas debido a los problemas de crecimiento que sufrió en su niñez. Venció las limitaciones físicas; y ese mismo empuje lo demostró para lograr hazañas históricas en materia financiera, venciendo dificultades anquilosadas en la administración, heredadas de años de corrupción.

Su gran salto al ruedo de la política nacional fue en 2010, cuando Germán Vargas Lleras la eligió como fórmula a la Vicepresidencia, en su candidatura por el partido Cambio Radical.

Pero sus logros fueron la carta de presentación ante los electores barranquilleros. De su mano se redujeron los gastos de funcionamiento del Distrito en un 25%. Se incrementó la inversión un 77%, al subir de $530.000 millones a $940.000 millones en 2009. Y transformó el déficit presupuestal de $43 millones que había en 2007, en un superávit de $94.000 millones.

Noguera es economista de la universidad Javeriana de Bogotá, especialista en finanzas corporativas y magíster en administración de empresas de la Universidad del Norte de Barranquilla, con un diplomado en negocios internacionales de la American University, Washington.

Antes de desempeñarse como secretaria de Hacienda distrital, fue analista económica de Fundesarrollo desde 2002 hasta 2005. En 2006 trabajó como tesorera departamental del gobernador del Atlántico Carlos Rodado. Luego fue directora de la Fiduciaria La Previsora, y condujo a la ciudad en la Ley 550. Esta experiencia para manejar entidades financieras fue vital para su gestión en la Alcaldía.

Durante su periodo la deuda pasó a representar el 34% de los ingresos de Barranquilla, mientras que antes representaban el 80%. Por eso se le consideró la estrella del gabinete de Char, cuya imagen positiva en las encuestas se mantuvo en el orden del 90%.

Propuestas
Haber recuperado la confianza y saldado la deuda social, son las plataformas desde las cuales Noguera articulará su administración.

Uno de sus “pilares para el éxito” es el de las “finanzas responsables”. Advierte que no se trata de gastar ni invertir más ni menos, sino “gastar e invertir bien”. En su programa de Gobierno señala que es imperativo mantener el avance en reglas y políticas fiscales, para asegurar la sostenibilidad fiscal y realizar las inversiones necesarias para lograr el desarrollo social y económico.

La competitividad es un punto principal en la agenda de Noguera, dada la ubicación estratégica de Barranquilla para la industria y el comercio nacional y global.

Una de sus propuestas es convertir al Distrito en una “ciudad de clústeres”, es decir de concentraciones de empresas relacionadas entre sí por un mercado o productos. Considera que en los sectores de construcción, metalmecánico, salud, servicios logísticos, tecnología y comunicaciones la ciudad cuenta con enormes potenciales para estimular la integración de empresas manufactureras y de servicios, alrededor de centros de producción.

Ha anunciado que fomentará las alianzas público/privadas para que los inversionistas acompañen los ejes de desarrollo. Así como la alianza sector productivo-universidad, para concentrar los esfuerzos académicos en la producción de conocimiento acorde con las necesidades de los empresarios, y asegurar un mercado para los trabajadores.
 
Así mismo, implementará la cátedra de “Emprenderismo” en las instituciones educativas de la ciudad como actividad extracurricular para que los barranquilleros cultiven desde temprana edad la vocación por la generación de unidades productivas. Noguera señala que un alto porcentaje del producto interno bruto de las economías mundiales desarrolladas proviene de pequeñas y medianas empresas, por lo que una de sus prioridades será incrementar la productividad y el empleo local, facilitando las condiciones para emprender ideas de negocio.

“No descansaremos hasta lograr la reubicación de vendedores estacionarios que desarrollan su actividad económica en el espacio público”, es otra de las declaraciones consignadas en su programa de gobierno.

La informalidad reduce el recaudo fiscal y desincentiva la generación de empleo, por lo que Noguera la considera una de las principales barreras del crecimiento económico. Para afrontar este tema prioritario, se propone iniciar capacitaciones a los vendedores, promocionar el acceso a un banco de oportunidades que les ofrezca créditos a muy bajo costo, y formar así una nueva generación de comerciantes formales que jalone desarrollo.

La infraestructura, el transporte y la logística adquieren un papel preponderante como herramienta para el flujo de bienes, por lo que Noguera ha precisado en su programa de gobierno que “no escatimaremos esfuerzos y trabajaremos de la mano con el Gobierno Nacional en su gran propósito de restablecer la navegabilidad del río Magdalena”.

En este sentido, también plantea como una de sus prioridades apoyar el desarrollo del sector portuario, y satisfacer el aumento de comercio internacional subsecuente a la aprobación del TLC.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?