| 12/26/2014 7:00:00 AM

Visto bueno al aeropuerto el Dorado

La calificación de los usuarios pasó de 3.7 en el 2013 a 3.6 en el 2014 según la Cámara de Comercio de Bogotá.

Según la más reciente encuesta de percepción realizada por la Cámara de Comercio de Bogotá sobre la imagen que tienen los usuarios del aeropuerto internacional El Dorado, la percepción global de la principal terminal aérea del país fue aceptable con una calificación que pasó de 3.7 en el 2013 a 3.6 en el 2014.

Los aspectos mejor calificados estuvieron relacionados con la nueva Terminal de pasajeros, el estado físico del área de emigración, inmigración, salas de abordaje, áreas de chequeo y entrega de equipaje. Así como la iluminación y amplitud de los pasillos tanto de la Terminal de pasajeros como de carga.

La encuesta fue aplicada entre el 19 de agosto y el 15 de octubre de 2014, a 1.520 usuarios, entre pasajeros, funcionarios, empresarios con establecimientos de comercio, gerentes de estación, operadores, intermediarios y transportadores de carga.

Sin embargo, las conclusiones señalan la necesidad de diseñar estrategias que permitan aumentar la capacidad de posiciones para parqueo de aviones tanto en muelles como en posiciones remotas y mejorar la operación del Aeropuerto El Dorado a través de la operación de las pistas durante las 24 horas e implementación de mejores ayudas de radio y desarrollo del Plan Maestro del Aeropuerto.

Así mismo, dentro del paquete de soluciones resalta la necesidad de mejorar la calidad del servicio de los medios de transporte (taxi, SITP y Transporte Público Colectivo) desde y hacia el aeropuerto, y otros servicios como la facilidad de acceso a internet, el tiempo de recuperación de las maletas, la cantidad y agilidad de personal que atiende en los módulos de exención de impuestos de salida del país y de la DIAN.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?