| 12/26/2014 11:40:00 AM

Los peores regalos de un jefe para un empleado

La feliz época navideña suele ser todavía más feliz cuando recibes ese regalo de fin de año –mejor si es en efectivo- de parte de tus jefes.

Recurrimos a la web de preguntas y respuestas Quora para descubrir los peores regalos jamás recibidos de un jefe. Estas son algunas de las respuestas que obtuvimos.

Bono de incentivo empresarial: El peor escenario es, quizás, cuando el jefe aparece con lo que parece un regalo monetario, pero resulta ser algo totalmente distinto. El sobre lleno de cupones que para hacerlo todavía peor, se pueden hacer efectivos en una ciudad ajena a la propia.

Descuento para hijos inexistentes: El clásico descuento del 20% en los cursos de inglés de la empresa para sus hijos. Según los mensajes recibidos, en más del 20% de los casos de la navidad de 2013, estos regalos fueron los más comunes.

Regalo para turistas:
Una tarjeta de transporte cargada con tres dólares diseñada por la hija de siete años del jefe con mensajes alusivos a la movilidad.

Galletas baratas: La clásica caja de galletas con un catálogo de todas las galletas que no vienen en la caja. Además, por lo general un par de esas galletas vienen con aplastadas.

Pavo de papel: En algunas empresas han tomado la costumbre de regalar siluetas de árboles de navidad o pavos con mensajes navideños. Según normas de etiqueta, este es el peor presente que se le puede dar a alguien.

La encuesta realizada a través de redes sociales se hizo con base en la pregunta, ¿qué pasa si el regalo, aunque te lo hayan hecho con las mejores intenciones, es inútil, o incluso insultante?

Psicología del regalo


Vale la pena señalar que la psicología del regalo tratada en un simposio en la ciudad de México el año pasado, concluyó que se pueden conocer los rasgos de una persona mediante la información que se esconde detrás de la manera de regalar.

Lo que obsequias y cómo lo presentas está fuertemente vinculado a tu personalidad, aunque también hay que tener en cuenta la persona a la que va destinada, ya que no es lo mismo hacer un regalo por compromiso , que hacer un regalo que realmente apetece hacer, a alguien que apreciamos. Dime qué regalas y te diré quien eres: ¿compras las cosas con antelación o lo dejas todo para última hora?, ¿cuidas también del envoltorio o te parece lo de menos?.

BBC Mundo
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?