| 9/10/2012 5:50:00 AM

¡Paz!, pero a pagar más impuestos

El impuesto al patrimonio tiene que reemplazarse, pero ahora serían más los colombianos los que tenga que pagarlo para sostener el proceso.

Los cálculos de la Dian indican que entre el 2011 y 2014 el pago de impuesto al patrimonio significa $18 billones, recursos que representarán una fuente de financiación importante para el proceso. Este impuesto se acaba a partir del 2015, por eso urge pensar en cómo será sustituido y podría abarcar a muchos más colombianos, no solo a quienes tengan patrimonios por encima de $1.000 millones.

Durante los últimos quince (15) años, se ha acudido en siete (7) oportunidades a la expedición de normas que establecen contribuciones o impuestos con la destinación específica de utilizarlos en mejorar el orden público. Los recursos obtenidos equivalen a que cada colombiano ha aportado cada año en promedio durante el período 1991- 2006, por lo menos el valor de un salario mínimo diario, para contribuir a mejorar la convivencia ciudadana.

Para el rector del Cesa, José Manuel Restrepo, los costos del posconflicto están asociados a la reinserción y la educación de los reinsertados, para él el dividendo de la paz tiene costos, pero también tiene beneficios como la llegada o desarrollo de nuevos sectores productivos como el turismo, el aumento de inversión extranjera y confianza interna.

Los $20 billones que se gastan para la defensa no se pueden eliminar de la noche a la mañana, porque el país igual necesitará seguir combatiendo guerrillas emergentes o paramilitares, además que existirá un riesgo de que muchos reinsertados vuelvan a delinquir.

En algunos municipios retirado del país, el Ejército está en tareas como reconstrucción de escuelas y contribución a la infraestructura, claro que en un escenario a 10 años.

El Rector del Cesar indica que con un avance en seguridad el PIB podría crecer 3 puntos adicionales del PIB, el cálculo sale al comparar ejemplos como el de Perú cuando logró un acuerdo con Sendero Luminoso.

“Es posible que se requiera una estructura alterna al impuesto al patrimonio, porque si no se tiene esa alternativa hay un hueco en el corto plazo, a menos que logremos acelerar el crecimiento económico”, dijo Restrepo.

Uno de los principios fundamentales de los países que han logrado procesos similares, han traslado los costos a los ciudadanos a través de nuevos impuestos o aumento de los actuales, pero esto solo dependerá del grado de confianza que se le de al proceso y los avances del mismo, por eso es absolutamente clave y crítico el manejo que se le de.

Existe un riesgo de que las cosas no funcionen bien, en esta primera semana todos están muy optimistas, pero el riesgo de que las cosas no salgan bien también es latente y por esta vía los inversionistas preferirán no arriesgarse.

“Si los colombianos quieren paz, tienen que estar dispuestos a asumir unos costos, pero de la misma manera saber que los beneficios a largo y mediano plazo serán superiores al costo, porque el dividendo de la paz es muy generoso”, explicó el Rector del Cesa.

En el país 52.284 contribuyentes los que declararon para pagar las 8 cuotas del impuesto al patrimonio, de esas 21.409 son personas jurídicas y 30.835 son personas naturales. En 2011 se pagaron $4,4 billones y para el cierre de 2015, la cifra deberá llegar a los $18 billones.

Para propiciar la seguridad ciudadana y en general a las inversiones sociales que permitan garantizar la convivencia, los contribuyentes han aportado desde 1991 hasta el año 2006 una suma cercana a los $ 9.8 billones, que representan 3.2% del PIB. Los mayores recursos se obtuvieron en los años 2002 y 2003, período de pago del impuesto e Seguridad Democrática

Tarifas patrimonio líquido a 1 de enero de 2011:

Entre 1.000 y 2.000 millones: 1%
Entre 2.000 y 3.000 millones: 1.4%
Entre 3.000 y 5.000 millones: 2.4% más sobretasa del 25% del valor del impuesto, es decir 3%
Mayor de 5.000 millones: 4.8% más sobretasa del 25% del valor del impuesto, es decir 6%
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?