| 4/25/2012 4:40:00 PM

Patentan el “remedio” contra las minas antipersonales

La Superindustria otorgó la patente de unas botas resistentes al impacto de las ondas producidas por las minas antipersonales, las cuales previenen los efectos más comunes de estas armas como lo son las amputaciones, mutilaciones genitales, quemaduras y lesiones en músculos y órganos internos.

Así lo anunció durante la celebración del Día Internacional de la Propiedad Intelectual.

La patente otorgada ha sido denominada por su inventor como: “Núcleo expulsor de ondas y amortizador de impacto para botas anti-minas”, que se convierte en uno de los inventos más revolucionarios de los últimos tiempos teniendo en cuenta que después de Afganistán, Colombia es el segundo país en el mundo más afectado por la siembra de minas antipersonales.

Esta situación ha dejado desde 1990 hasta el 31 de marzo del presente año, 9.755 víctimas (3.693 civiles y 6.062 militares), de las que han muerto 2.044, incluidos 950 menores de edad.

Asimismo, según la ONU Colombia, se calcula que en el país hay sembrados unos 100.000 artefactos, pese a las campañas de erradicación de los mismos.

“Es de vital importancia para el país el desarrollo de una tecnología que disminuya o evite los daños a la población civil y los miembros de las fuerzas militares que en el cumplimiento de su deber resultan brutalmente afectados por esta letal arma”, indicó el superintendente de Industria y Comercio, José Miguel De La Calle.

Agregó que “sin duda alguna, la solicitud de patente se surtió con el mayor rigor y de forma exitosa en cumplimiento de todos los pasos que exige la ley, lo que resulta satisfactorio no solo por tratarse de un invento de origen nacional, sino además por el alto contenido social que esta patente tiene”.

¿Cómo fue el proceso?


El proceso de otorgamiento de esta patente siguió el trámite de una solicitud de Patente de Modelo de Utilidad que fue publicada el 19 de julio de 2010 sin que se presentaran oposiciones.

Continuando con el proceso de concesión de patentes se realizó un requerimiento de fondo, en el cual se le comunicaba al solicitante que la invención no cumplía con algunos de los requisitos establecidos en la Decisión 486.

El solicitante dio respuesta al requerimiento superando todos los impedimentos para la concesión de la patente, logrando así que se concediera la Patente según resolución 18452 del 28 de marzo de 2012.

El solicitante vio la necesidad de mejorar las tecnologías existentes de otros países como Estados Unidos, Polonia, Checoeslovaquia, entre otros, porque éstas se concentraban en dar protección a la parte de la suela a través del uso de materiales metálicos y cerámicos configurados de tal manera que eran muy pesados y gruesos, los cuales no permitían la normal movilidad del usuario.

Además cuando la bota recibía el impacto, la energía liberada por la onda explosiva debido a los anteriores diseños planos de la suela, continuaba causando irreparables daños en los huesos, músculos, venas y tendones.

El invento es una solución técnica al problema evidenciado por el inventor, no es solamente una comparación y evaluación de la no existencia de este producto en el mercado, sino que además, esta nueva configuración proporciona una ventaja sobre los productos ya conocidos, como es la versatilidad en el uso ya que el núcleo queda inmerso y fusionado en una bota normal.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?