| 11/18/2015 12:30:00 AM

Esta es la carta de presentación de Colombia en la Cumbre Climática de París

A pesar de que Colombia no es un gran contribuyente en los niveles de contaminación global, el país se ha fijado unas ambiciosas metas que prevé presentar en la Cumbre Climática (COP21) que se celebrará del 30 de noviembre al 11 de diciembre en París.

Colombia no es ajena a la discusión sobre el medioambiente y por ello se ha planteado el desafío de reducir la emisión de gases efecto invernadero en un 20% en los próximos 15 años, así como reforzar las estrategias para mitigar el impacto de las variaciones climáticas futuras.

Y es que en los departamentos de la costa Caribe, así como en Cundinamarca y las zonas cafeteras se evidencia una fuerte sequía por cuenta de El Niño, un fenómeno climático que está relacionado con el calentamiento anormal de las aguas del Pacífico, según lo explicó el presidente Juan Manuel Santos. 

El mandatario aseguró durante una reciente visita a Mitú – capital del departamento del Vaupés-, que Colombia participará en el COP21 con el firme deseo de “hacer sentir su voz” y por ello solicitará cooperación internacional para preservar las riquezas naturales que comparten las naciones suramericanas. 

Con Perú y Brasil vamos a decirle al mundo que esta riqueza tan maravillosa en biodiversidad tenemos que preservarla a toda costa”, agregó Santos, quien abogó especialmente por los corredores de bosques tropicales, selvas y fuentes de agua de esta parte del mundo. 

Cifras del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia (IDEAM) revelan que las emisiones del país llegaron a 178.260.000 toneladas de CO2 al año en 2012. 

Una de las actividades que más contribuye con esa cifra es la fabricación y quema de combustibles fósiles (44%), seguida por las agropecuarias (43%), disposición de los residuos sólidos y líquidos (8%) y los procesos industriales (5%). 

Estos son algunos de los resultados que presentará el país en el COP21, un evento que reunirá a los principales líderes mundiales con el propósito de “lograr un acuerdo legalmente vinculante y universal sobre el clima”. 

Así lo explican los organizadores del encuentro en su portal web, en el que además exponen que el reto es prevenir que la temperatura global aumente en más de 2 grados centígrados para evitar el calentamiento global.

La Unión Europea (UE), por ejemplo, tiene la meta de reducir las emisiones de gases contaminantes para el año 2030 en un 40% con respecto a los niveles de 1990. Aunque “es claro que sin la voluntad global de resolver los problemas no alcanzaremos las metas”, apuntó la embajadora de la UE en Colombia, Ana Paula Zacarias.

Mientras que entidades como la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) han optado por cambiar sus prácticas tradicionales. En su caso, decidieron apostarle a la técnica de captura y almacenamiento de dióxido de carbono (CCS, por sus siglas en inglés) para ayudar a reducir la contaminación. 

Un informe del Departamento de Energía de EEUU, por su parte, señala que la técnica CCS ha ayudado a que unas 10 millones de toneladas de dióxido de carbono dejen de ser emitidas a la atmósfera.

La actividad humana es determinante en fenómenos climáticos

A pocos días de dar inicio a la Cumbre Climática en París, la Administración de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) publicó un informe en el que confirma que el aumento de la intensidad de los fenómenos climáticos en 2014 ocurrió en gran medida por culpa de la actividad humana. 

En el listado de fenómenos climáticos que se han agudizado por esa causa destacan los ciclones tropicales en el Pacífico central, las fuertes lluvias en Europa, la sequía en África Oriental o las olas de calor en Australia, Asia y América.

"Este informe ha demostrado que fenómenos como el de las temperaturas extremas están vinculados a los gases de efecto invernadero causados por las actividades humanas", complementó el director de los Centros Nacionales de Información Ambiental de la NOAA, Thomas R. Karl. 

A pesar de la gravedad de la problemática, el experto se mostró optimista porque gracias al acelerado avance de la ciencia “aumentará nuestra capacidad para detectar y distinguir los efectos del cambio climático”, a la vez que se tendrá una mayor información para la toma de decisiones. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?