| 12/19/2013 12:00:00 AM

Colombia estrena parque

Acandí, Playón y Playona, constituye un área estratégica para la conservación de dos especies de tortugas amenazadas.

Minambiente y Parques Nacionales Naturales de Colombia declaran área protegida al Santuario de Fauna Acandí, Playón y Playona, localizada en el Golfo del Darién, municipio de Acandí, departamento del Chocó.

Es el área número 58 del Sistema de Parques Nacionales Naturales de Colombia y comprende la playa y el espacio marino adyacente de La Playona y un sector de El Playón de Acandí, sectores litorales del Mar Caribe, con una extensión de 26.232, 71 hectáreas.

El Santuario se constituye en un área estratégica de conectividad para el ciclo de vida de las tortugas Carey y Caná, esta última considerada como la más grande tortuga marina del mundo y ambas en vía de extinción.

El carácter migratorio de estas tortugas confiere a esta área una gran importancia ya que los esfuerzos de conservación que se desarrollen a escala local tendrán un impacto en el Caribe. Estudios de marcaje y recaptura han demostrado que algunas de las hembras encontradas en Colombia pasan parte de su tiempo en Costa Rica y México.

Esta nueva área protegida, además contribuye a mantener la biodiversidad marina, ya que es estratégica para mantener las poblaciones en que se sustentan las pesquerías artesanales en Urabá y Darién. Más de 80 especies constituyen los recursos pesqueros utilizados por los pobladores, siendo la más representativas para Acandí la sierra, el bonito y la cojinúa, los róbalos y el barbudo, así como diferentes especies de camarón.

Las comunidades aledañas a La Playona y Playón de Acandí, han encontrado en la tortuga Caná un símbolo de la región y lo han convertido en patrimonio cultural, turístico y ecológico de la región. Desde 1993 se han llevado a cabo jornadas de protección de esta especie. En la época de Semana Santa de 1993 se dio inicio en la región al ?Festival de la tortuga Caná?, como una estrategia de sensibilización y educación a la población residente y con turistas en torno a la importancia de esta especie y la necesidad de conservarla.

La declaratoria de ésta nueva área protegida contó con el apoyo de los Consejos Mayores de Comunidades Negras de la Cuenca del Rio Tolo y Zona Costera Sur - Cocomasur; de La Cuenca del Río Acandí Seco, El Cedro y El Juancho, Cocomaseco y de la Cuenca del Rio Acandí y Zona Costera Norte - Cocomanorte; además de la WWF Colombia.

Tanta influencia tienen las comunidades para el Santuario de Fauna, que se establecerá un mecanismo de coordinación entre los 3 Consejos Comunitarios y Parques Nacionales para su manejo y planeación.

El Sistema Parques Nacionales Naturales aumenta su superficie total a 14.254.144. 3 hectáreas, en donde para la zona marino costero corresponden 1.379.750,64 hectáreas (con 10 áreas protegidas marino costeras, correspondiente al 1.4% del país), y 12.874.393,6 de territorio continental (en 48 áreas protegidas, correspondiente al 11,2% del país).

Con esta declaratoria Colombia contribuye con los compromisos adquiridos en el marco del Convenio de Diversidad Biológica, que prevé que para el 2020, al menos el 17% de las zonas terrestres y de aguas continentales y el 12% de las zonas marinas y costeras, se conserven.

Junto con esta nueva área protegida, la declaratoria de Corales de Profundidad (Bolívar) y la Ampliación del Parque Nacional Natural Chiribiquete, se han cumplido con 1.651.823, 15 hectáreas, de las 2 millones proyectadas dentro del Plan Nacional de Desarrollo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?