| 5/6/2014 6:00:00 PM

Arroceros quedaron inconformes

Según el propio gremio, la fórmula del acuerdo del Gobierno no favorece a los agricultores con deudas superiores a $20 millones.

Después de las declaraciones del ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, donde explicó que el acuerdo que consistía en ampliar el plazo para que los campesinos deudores de hasta $20 millones paguen sus créditos atrasados, el sector arrocero quedó con un sinsabor, ya que este arreglo solo beneficiaría a los pequeños productores.

Roberto Botero Castro, representante de los arroceros de Dignidad Nacional, explicó que para efecto de los pequeños agricultores el monto de $20 millones, indudablemente trata de cumplir a satisfacción con las pretensiones del gremio, al extender los plazos otorgados a 10 años, sin intereses con una primera cuota a partir del quinto año.

Botero aseguró que esto da una posibilidad para que aquel agricultor que este con esos niveles de deuda cumpla satisfactoriamente sus obligaciones financieras ya que además de la medida como tal, también se dio la eliminación de los agricultores de las centrales de riesgo financiero, lo que les permite volver activar sus créditos en las entidades. Así mismo se eliminaron las garantías y los codeudores, lo que haría más fácil que el agricultor reanude su actividad de tipo agrícola y pueda cumplir con los nuevos los compromisos bancarios que adquieran.

La cartera agrícola extendió los plazos hasta el 15 de noviembre de 2014, adicionalmente la medida contempla que el sustento a la comercialización del grano irá hasta el 31 de marzo de 2015.

Durante la quinta jornada de negociaciones, se espera encontrar soluciones a la problemática actual del sector, hallar medidas coyunturales de choque e inmediatas, que permitan la reactivación del productor, y otras las de tipo estructural.

De igual manera se espera pasar a aclarar los demás puntos estructurales de la agenda, como son los costos de los insumos, donde se solicita que se genere una política con una verdadera permanencia en el tiempo, para que se genere un impacto importante en los costos de producción con su reducción de estos productos. Los otros puntos coyunturales de la agenda son: el contrabando, importación, los TLC.

Los arroceros creen que dando también tránsito a lo estructural, con una agenda que se contemple en coordinación con el Gobierno para analizar todos estos temas, se podría estar cerca de que se levante el paro nacional agropecuario.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?