| 7/22/2016 11:50:00 AM

Santos: Paro camionero disparó inflación y afectó a pobres

El paro de camioneros que terminó este viernes, luego de 45 días de protestas disparó la inflación en el país y afectó a los más pobres como consecuencia del encarecimiento de los productos de primera necesidad, dijo el presidente colombiano, Juan Manuel Santos.

;
EFE

"Hemos visto un alza en los precios de la canasta familiar, afectando el bolsillo de todos los colombianos. El bloqueo de carreteras no solo es ilegal, sino que dispara la inflación que afecta particularmente a los más pobres y vulnerables", indicó el mandatario.

Este viernes el Gobierno nacional y representantes del sector transporte llegaron a un acuerdo para finalizar el paro que durante 45 días mantuvo bloqueadas varias vías de Colombia, generó desabastecimiento y dejó un muerto y varios heridos.

La protesta, agregó Santos, "ha sido muy costosa. Ha afectado la economía, al sector productivo y a la mayoría del sector transportador que quería trabajar".

Por lo anterior, el mandatario celebró el haber llegado a un acuerdo "realista y equilibrado" para que "los colombianos paguen precios justos" y se "garanticen los derechos de los conductores y de los trabajadores del sector".

El ministro de Transporte, Jorge Eduardo Rojas, aseguró horas antes que se levantaba la inmovilización de transporte de carga promovida por las cuatro organizaciones de la Cruzada Nacional por la Dignidad Camionera.

En el acuerdo, que se firmó en la madrugada de este viernes, se mantiene el régimen de libertad vigilada, pero se actualizará el costo del transporte de carga, con lo cual los camioneros podrán pactar los precios dentro de un marco de referencia vigilado.

También, permanece el esquema uno a uno para la renovación del parque automotor con el objetivo de reducir la sobreoferta y el Gobierno establecerá lineamientos que protejan al pequeño transportador.

La huelga de transportadores fue convocada por la Cruzada Nacional Camionera en contra de supuestos incumplimientos del Ejecutivo relacionados con los costos de los combustibles, peajes y fletes.

La protesta se agravó el pasado 12 de julio después de que un bloqueo en una carretera cerca de la ciudad de Duitama, en el centro del país, causó un accidente en el que resultaron gravemente heridos el gobernador regional, César Andrés Amaya Rodríguez, y varias personas de su comitiva.

En la misma localidad el manifestante Luis Orlando Saíz murió al recibir en el rostro el impacto de "un proyectil de alta velocidad lacrimógeno", según el dictamen de Medicina Legal.

Como consecuencia de los bloqueos, el presidente presentó una batería de duras medidas para afrontar el paro que incluyeron multas de hasta US$163.500 y la cancelación de las matrículas de los automotores que fueran utilizados en los bloqueos.

El balance entregado hoy da cuenta de 31 policías heridos en las manifestaciones, dos de ellos de gravedad, y más de 1.300 licencias de tránsito suspendidas a personas o empresas que realizaron bloqueos.

De acuerdo con la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), solo en ese sector el paro dejó pérdidas por dos billones de pesos (unos 684 millones de dólares).

Para contrarrestar el desabastecimiento que afectó a varias regiones colombianas en donde escasearon alimentos, artículos de primera necesidad e insumos médicos, el Gobierno implementó hasta este jueves 2.452 caravanas con 40.000 vehículos de carga escoltadas por miembros del Ejército y la Policía.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?