| 6/6/2014 7:00:00 AM

¿Qué pasó con el paro agrario?

Las mesas de negociación avanzan a paso lento. Para los movimientos campesinos el presidente Santos y su gabinete se desentendieron del tema por la campaña reeleccionista.

El paro agrario pasó a un segundo plano una vez empezaron en forma las campañas a la Presidencia de la República desde comienzos de mayo.

Es el sentir de los movimientos campesinos que aún siguen a la expectativa de las soluciones a la crisis que afronta este sector por cuenta de la falta de financiación a proyectos y los altos precios en los insumos.

Para la fecha se puede decir que el paro está en receso mientras culmina la contienda la electoral la cual se definirá el próximo 15 de junio.

Los miembros de las llamadas dignidades agropecuarias cuestionan al Gobierno frente al tema y consideran que los esfuerzos de están encaminando a la campaña y a la reelección del presidente candidato Juan Manuel Santos.

Tras el paro agrario se programó una serie de reuniones y mesas de trabajo para llegar a un acuerdo que conjurará el cese de actividades.

Sin embargo, dichas mesas avanzan a paso lento y del pliego de peticiones poco se ha podido solucionar en favor de los agricultores.

Cesar Pachón uno de los líderes y vocero de Dignidad Campesina, habló con Dinero y manifestó que hay una gran preocupación por el estancamiento de las mesas de concertación.

“No ha sido seria la discusión por parte del Gobierno, no hay un sistema claro de comunicación con este, no hay avances de ninguna índole y no se citan a los actores de los temas que están en discusión”, expresó.

Igualmente dijo a Dinero que el presidente Santos se desentendió del proceso por estar pendiente de su campaña y peor aún, de sus propuestas poco ha dicho de nuevas políticas para el sector agropecuario.

Para el líder de los campesinos, este proceso de negociación se convirtió en una burla por parte del Ejecutivo que sigue dando largas.

Cabe anotar que el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural anunció una serie de medidas en beneficio de los agricultores y nuevos modelos de financiamiento para el sector.

No obstante, Pachón sostuvo que varios de esos puntos son de difícil cumplimiento ya que la mayoría de los productores tienen problemas de endeudamiento y están reportados lo que hace imposible adquirir nuevos créditos.

De lo acordado en la mesa de concertación se lograron recursos por $5,1 billones de los cuales hasta el momento no se ha explicado cómo será el desembolso y a que sectores se van a destinar.

Lo cierto es que las negociaciones van despacio y lo más posible es que el paro agrario tome fuerza una vez se defina la Presidencia de la República.

El próximo lunes habrá una nueva reunión en el Ministerio de Agricultura para abordar el tema de insumos y créditos donde los campesinos ven con pesimismo una pronta solución.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?