| 4/21/2015 9:50:00 AM

Insatisfacción con la movilidad, un problema regional

El transporte y la infraestructura se han convertido en el reto de cualquier administración. Lo cambios demográficos y la insatisfacción de los ciudadanos sobre los sistemas de transporte masivo generan nuevas tendencias. Bogotá es referente en la materia.

De acuerdo con un estudio regional realizado por el Banco de la República, Bogotá es la novena ciudad del mundo con mayor densidad poblacional y en ascenso por múltiples factores. Lo anterior ha obligado a replantear modelos para garantizar la óptima movilidad de los ciudadanos.

Bogotá hace parte del grupo de 180 ciudades en el mundo que cuentan con el sistema Bus Rapid Transit (BRT), que ha mejorado notablemente los tiempos de viaje, pero que enfrenta el mismo problema de sobrecupo.

Una investigación desarrollada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en 56 de esas 180 ciudades, concluyó que en el caso de Transmilenio, el sobrecupo, las puertas llenas y las frecuencias, son las mayores debilidades, la velocidad, las tarifas en horas valle y la capacidad son ventajas.

Mientras esta situación se repite en el diario vivir de los bogotanos, las autoridades gubernamentales y de control se preguntan el motivo del aumento en la utilización de transporte ilegal (piratas), que generan problemas para la infraestructura económica y operativa de otros sectores formales.

Pues una de las conclusiones del estudio, señala que un pasajero que invierte 15 minutos de su tiempo en un bus con sobrecupo, podría preferir hacerlo en 35 minutos con tal de viajar cómodamente. Lo que lleva a pensar que los pasajeros aspiran dejar de utilizar el transporte público apenas tengan la oportunidad.

Los servicios de transporte público que operan en Bogotá lo hacen bajo tres modelos: 1-Transmilenio con dos líneas principales, más de 250 autobuses de pasajeros que utilizan los carriles exclusivos y líneas de alimentación (80 autobuses de pasajeros). 2- El Sistema Integrado de Transporte (SITP) y 3-el sistema tradicional que en su momento cesará su operación.

¿A dónde y en qué se van?

A muchos les resultaría extraño ver un desfile de bicicletas desde tempranas horas de la mañana y durante todo el día por Bogotá. A muchos les inquieta, pero a un bogotano no. Y es que las tendencias de la salud, la sostenibilidad y el ambiente han presionado al alza el uso de este medio de transporte que no contamina el medio ambiente, no genera tráfico ni sobrecostos para sus dueños.

Con 611.472 viajes en bicicleta por día y 392 kilómetros de ciclorrutas (de los 2.513 kilómetros de Latinoamérica), Bogotá es "una de las ciudades que mejor funciona en la región en ese sentido", dijo a AFP Horacio Terraza, coordinador de Ciudades Emergentes y Sostenibles del BID.

La movilidad de París, Barcelona, Nueva York entre otras grandes ciudades de Europa y Estados Unidos está basada en este transporte. En América Latina, 12 ciudades cuentan con una red de 12.942 bicicletas públicas, ayudando a incrementar el uso.

El documento elaborado por el BID, pretende ser una base para que las autoridades hagan de sus estrategias de transporte, una herramienta para hacer ciudades sostenibles, basadas en tendencias y preferencias de los usuarios. Usuarios que a la fecha ocupan el último renglón de importancia a la hora de generar sistemas de transporte masivo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?