| 10/19/2010 4:05:00 PM

Otra forma de negociar con Venezuela

Quienes quieran seguir en el mercado vecino, tendrán que enfocarse en relaciones de complementación y cooperación antes que en una simple compra-venta de productos.

A fuerza de expropiaciones, hostigamiento fiscal y bloqueo de los pagos, los empresarios que tienen negocios en Venezuela están digiriendo el cambio de modelo económico. Tres nacionalizaciones decretadas por el gobierno del presidente Hugo Chávez entre el 5 y el 11 de octubre -que se suman a varios centenares en los últimos 10 años- dan cuenta de la decisión del gobierno de profundizar su intervención en el mercado.

"Debemos acabar con los oligopolios, los monopolios, la concentración de tierras en pocas manos. Luchemos contra el capitalismo para tener patria", fue el mensaje en Twitter enviado el domingo 10 de octubre por el presidente Chávez a sus seguidores, tras confiscar las empresas de combustibles y fertilizantes Venoco -de antiguos socios de Chávez- y Fertinitro. El martes 5 de octubre había decretado confiscar la española de insumos agropecuarios Agroisleña. Los cargos: especulación con los precios en los primeros dos casos y oligopolio en el tercero.

Aunque Fedecámaras rechaza la decisión de que Venezuela avance hacia un modelo de 'Estado empresario', lo cierto es que hoy en el ambiente es claro que quienes busquen hacer negocios en ese país deben adaptarse al nuevo escenario o perecerán en el intento.

Magdalena Pardo, presidente de la Cámara Colombo-Venezolana, cree que la recomposición de las relaciones políticas y diplomáticas debe llevar a los empresarios colombianos a hacer un esfuerzo para entender el nuevo escenario y adaptarse o, de lo contrario, se arriesgan a perder este mercado. Alianzas estratégicas que generen empleo y valor agregado, complementación industrial, cooperación y transferencia de tecnología y buenas prácticas ambientales y sociales son algunas de las fórmulas que según Pardo deben ponerse en marcha para garantizar una relación de largo plazo.

Estos elementos fueron analizados el pasado 7 de octubre por una de las comisiones instaladas por los cancilleres Nicolás Maduro y María Ángela Holguín, en el marco de la nueva relación binacional. La comisión de comercio, que busca generar un proceso de negociación de un acuerdo binacional que garantice una fluida relación económica de doble vía, tiene entre sus principios la promoción de la complementación productiva.

Este tema ya había sido anunciado el pasado 3 de octubre por el ministro de Comercio de Venezuela, Richard Canán, quien sostuvo que un acuerdo bilateral entre los dos países debe involucrar elementos como "transferencia de tecnología, valor agregado, revisión mutua de los productos y países de origen", entre otros.

Lograr un acuerdo que permita mantener los beneficios comerciales binacionales después de abril de 2011, cuando vencen las obligaciones de Venezuela en el marco de la Zona de Libre Comercio pactado con la Comunidad Andina de Naciones, es una prioridad para el gobierno y los empresarios colombianos.

Pero, más allá del tratado que se logre negociar, los empresarios colombianos tendrán que diseñar fórmulas para estrechar sus lazos con el vecino país que vayan más allá de la simple compraventa, e insertarse para contribuir de manera efectiva en el fortalecimiento del aparato productivo venezolano.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?