| 4/4/2015 5:00:00 PM

En Colombia hay más acceso a Internet que a telefonía

El país ha registrado en la última década un importante avance en el acceso a Internet y a otras tecnologías de comunicaciones.

El número de usuarios del servicio de telefonía móvil en Colombia subió un 9,27% interanual al cierre del 2014, mientras que las conexiones a Internet se dispararon un 17,1%, informó el lunes el Ministerio de Tecnologías de Información y las Comunicaciones.

Al cierre del año pasado, el número absoluto de suscriptores al servicio de telefonía móvil alcanzó la cifra de 55,33 millones desde 50,42 millones en el 2013.

La participación de los proveedores en el mercado de telefonía móvil en Colombia fue liderado por Claro, la marca de Comcel que es filial de la mexicana América Móvil del magnate Carlos Slim con el 53,8 %, seguido por Movistar, unidad de la española Telefónica con 23,2 % y Tigo de Millicom con 16,5%.

El informe oficial precisó que del total de abonados en el 2014, un 80,04% fueron en la modalidad de prepago y el restante 19,96 % postpago, que pagan las cuentas tras recibir el servicio.

Las conexiones a Internet al cierre del 2014 totalizaron 10,61 millones desde 9,06 millones en el año inmediatamente anterior.

"Al cierre del año 2014, el número total de conexiones a Internet está compuesto principalmente por suscriptores que cuentan con accesos móviles a Internet (5,56 millones), mientras que los accesos fijos alcanzaron los 5.05 millones", dijo el Ministerio de Tecnologías de Información y las Comunicaciones.

El servicio de acceso a Internet fijo dedicado y móvil en Colombia al cierre del 2014 alcanzó un índice de penetración de un 22,3 por ciento, lo que representa un aumento de 3,1 puntos porcentuales con relación al del 2013, de un 19,2 %.

Reuters
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?