| 11/12/2010 8:00:00 AM

Nuevas revelaciones de DINERO sobre carrusel de la contratación

El empresario Emilio Tapia, considerado como uno de los ejes del llamado “carrusel de la contratación” en Bogotá, no sólo ha sido el dueño de la empresa Geos Construcciones, empresa que participa en varias adjudicaciones de los negocios públicos de la ciudad, sino que puso a figurar nominalmente como accionista mayoritario de la compañía al jefe de su escolta personal.

Así lo revela en la edición que circula este fin de semana la Revista Dinero, que preparó un artículo especial con las contradicciones en las que ha incurrido Tapia en las declaraciones que ha dado a su regreso de Miami. Uno de los principales argumentos de Tapia es que ni ha firmado contratos con el Distrito ni es dueño de ninguna de las empresas favorecidas con adjudicaciones hechas por entidades del gobierno de Samuel Moreno.

La publicación ahondó en las relaciones entre Tapias y el senador Iván Moreno, hermano del alcalde y logró que el propio Tapia admitiera que su padre fue jefe de la campaña del parlamentario en Córdoba y que reconociera también que una foto en la que aparecen juntos en un escenario de campaña, fue tomada en la terraza de la piscina de la finca Rancho María, de propiedad de su familia en Sahagún, donde el hoy senador recibió un homenaje político el 19 de enero de este año.

Aunque afirma que no tiene amistad con el Alcalde ni con su hermano, está confirmado que el día del homenaje a Iván Moreno Tapia alquiló un avión charter para llegar a tiempo al acto político.

Las relaciones de Tapia con Julio Gómez, otro de los zares de la contratación; la vinculación de su esposa como asesora financiera de empresas contratistas y las coincidencias de nombres en la nómina de accionistas del denominado carrusel es otro de los temas de los que se ocupa la revista en su artículo de investigación.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?