| 1/6/2015 4:00:00 PM

Constructores a aplicar nuevo reglamento

En un plazo de cinco meses los constructores colombianos deberán aplicar el nuevo reglamento para redes internas de telecomunicaciones.

A partir del 1° de junio entrará en vigencia el Reglamento de Redes Internas de Telecomunicaciones (RITEL). Así lo anunció la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC), organismo que preside el precepto que regirá para nuevas edificaciones que estén bajo el régimen de propiedad horizontal y que soliciten licencias de construcción como obra nueva a partir de esta entrada en vigencia.

El objetivo de este reglamento es que los constructores de nuevas viviendas y oficinas cumplan con las obligaciones técnicas que permiten a los usuarios escoger libremente a su operador de servicios de telecomunicaciones (internet, TV digital y telefonía), y no limitarlos a contar sólo con servicios de un único proveedor.

Dentro del RITEL se contempla que las principales responsabilidades asociadas al mismo recaerán sobre los constructores de las edificaciones, quienes tendrán la responsabilidad de diseñar, suministrar, construir, instalar y dejar habilitada la red interna de telecomunicaciones del inmueble, disponiendo tanto del cableado como de los espacios y ductos necesarios para desplegar dicha red, la cual corresponde a un bien de la copropiedad y no pertenecerá a ningún operador en particular.

Esta entrada en vigencia fue aplazada seis meses en atención a una nueva solicitud del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, la cual busca revisar su impacto en los programas de vivienda que el Gobierno Nacional realizará entre los años 2015 y 2018. Cabe resaltar que su aplicación es de carácter voluntario y será la comunidad de propietarios, bajo las reglas previstas en la Ley 675 de 2001, la que decidirá su implementación.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?