| 1/11/2014 4:00:00 PM

Un gol para MinMinas

Después de diez años de expedida la resolución, el Ministerio de Minas y Energía anunció nueva metodología para el cargo de distribución de gas combustible a través de redes.

Pasados 10 años de la expedición de la resolución 011 de 2003, mediante la cual entre otros se establecía la metodología para establecer el cargo de distribución de gas combustible por redes, se puede afirmar que se logró la penetración y masificación del uso del gas natural en el país que con la misma se pretendía. 

No obstante, la situación ha cambiado y Colombia cuenta con mercados maduros en gran parte del territorio nacional; pero existen aún zonas por servir.

Por esto la Comisión Reguladora de Energía y Gas - CREG - ha establecido la nueva metodología del cargo de distribución que reconoce estas dos realidades. “Para los usuarios en mercados maduros se dan los beneficios del impacto de una mayor demanda, así como, las realidades de un costo de capital menor en el cálculo del cargo a pagar, además se permite agregar mercados para que no existan diferencias tan marcadas en el precio del servicio en una misma zona geográfica, pero sin desplazar opciones de servicio con un costo económico menor como es el gas licuado de petróleo o en pipetas como es conocido”, afirmó el ministro de Minas y Energía, Amylkar Acosta.

El titular de la cartera minero energética indicó que se mantienen los incentivos de penetración en nuevos mercados que dieron los resultados exitosos de la última década, “y adicionalmente se reconoce situaciones particulares para áreas diferentes a la cabecera municipal, como corregimientos, para que éstos puedan optar por un cargo diferente al del municipio y contar con el servicio, en especial en aquellos donde el Estado como política social financiara este servicio público esencial”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?