| 2/26/2013 12:42:00 AM

Noruega quiere recuperar lo que la minería acaba

El país europeo destinará US$50 millones para reducir la deforestación producida por la minería y ganadería en el Amazonas colombiano.

El Gobierno de Noruega desembolsará US$50 millones para sacar a adelante el proyecto ‘Corazón de la Amazonía’, que busca proteger el patrimonio natural de Colombia, ubicado en esa región. 

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Gabriel Uribe, recibió la ratificación de esta donación al país, por parte de su homólogo noruego, Bard Vegar Solhell, en una reunión bilateral que sostuvieron en Nairobi (Kenia), durante el Foro Mundial del PNUMA. 

El Gobierno Noruego manifestó que está comprometido con la protección de la Amazonía. La donación que hará ese país se destinará a financiar proyectos sostenibles que garanticen la biodiversidad y el patrimonio cultural de esa extensa zona, considerada un pulmón del planeta. 

La propuesta ‘Corazón de la Amazonía’ contempla la ampliación del Parque Natural Chibiriquete de 1,2 millones a 2,8 millones de hectáreas, la reducción de la deforestación producida por la minería y la ganadería extensiva, y la reconversión de las comunidades para desarrollar proyectos de ganadería silvopastoriles y forestales.

Este proyecto también incluye la estrategia REDD+, un piloto que se aplicará en la Amazonía para la mitigación del cambio climático y la reducción de la deforestación y degradación de bosques y selvas en Colombia.

En ese mismo viaje, Uribe se reunió con el director ejecutivo de UN-Hábitat, Joan Clos, de Naciones Unidas, quien le confirmó que Medellín será sede del VII Foro Urbano Mundial del 2014, encuentro que congrega cada dos años a los más destacados expertos internacionales en el tema de desarrollo urbano. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?