| 11/29/2013 10:00:00 AM

Nobel de paz elogió proceso de paz con Farc

Muhammad Yunus, ganador del premio en 2006, elogío la manera como el presidente Juan Manuel Santos, ha llevado a cabo las negociaciones en La Habana.

El premio Nobel de Paz de 2006, el bangladeshí Muhammad Yunus, rompió en elogios este viernes en su visita a Bogotá, en favor del Presidente de la República, Juan Manuel Santos, por el trato que le ha dado a los diálogos de paz con las Farc.

La Presidencia informó en un comunicado sobre el encuentro en la sede del Ejecutivo, la Casa de Nariño, entre el jefe de Estado y el banquero y economista de Bangladés, conocido por haber desarrollado el concepto de microcrédito, "banco de los pobres" y "negocios sociales" para las capas más necesitadas de la sociedad.

Yunus señaló que no es adecuado que los procesos de paz se alcance prolongando la guerra y la violencia, sino a través de "procesos autosistémicos", y destacó la importancia que tiene la pacificación de un país como Colombia para el mundo.

El Gobierno y las Farc negocian en Cuba, más concretamente en La Habana, una solución política al conflicto armado después de 50 años, unas conversaciones en las que ya han invertido un año y que han dado como primeros frutos dos preacuerdos sobre desarrollo rural y participación política.

El economista galardonado con un Nobel de la Paz también le presentó al mandatario colombiano un trabajo de su fundación con empresas sociales creadas en Caldas, y otras cerca de Bogotá.

Yunus está asociado con la empresa de patatas congeladas McCain y ayuda sin ningún costo a los cultivadores para que tengan mejor calidad de vida, alcancen una mayor productividad y mantengan un precio justo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?