| 9/28/2010 4:00:00 PM

'No soy Teodora de Bolívar': Piedad Córdoba

La senadora Piedad Córdoba aseguró que la sanción que la víspera le impuso la Procuraduría por haber "promocionado y colaborado" con las Farc "es el precio que tengo que pagar por la paz", y advirtió que acudirá a instancias internacionales para que el fallo sea revocado.

"No comparto esta decisión que se me endilga, sobre todo porque creo que se está criminalizando la labor humanitaria (y) se está criminalizando la tarea de la paz", dijo Córdoba en una rueda de prensa en la Casa de la Mujer, en el noroccidente de Bogotá.

El lunes, el procurador general Alejandro Ordóñez informó que "sancionó disciplinariamente a la actual senadora Piedad Córdoba con destitución e inhabilidad por el término de 18 años por haber promocionado y colaborado con el grupo al margen de la ley Farc", las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

Según Ordóñez, la investigación contra Córdoba tuvo origen en varios computadores que las autoridades incautaron en el campamento del abatido líder de las Farc Raúl Reyes, en marzo de 2008. En ellos fueron hallados varios correos electrónicos que Córdoba se habría cruzado con el extinto jefe guerrillero.

"Mi única y primera reunión con Raúl Reyes fue conocida a partir de mi entrega de un video a las autoridades de mi país", agregó la senadora, quien además añadió que la sanción en su contra "es el precio que tenemos que pagar muchos por luchar... por la libertad de los cautivos, por los secuestrados y por las secuestradas".

Córdoba agradeció igualmente los mensajes de solidaridad que, según ella, recibió de los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez; de Bolivia, Evo Morales, y de Ecuador, Rafael Correa. También del ex presidente argentino Néstor Kirchner. Según Córdoba, "así sea desde la cárcel seguiré luchando por la paz y por los secuestrados". Desde enero de 2008, las Farc le entregaron a la parlamentaria, unilateralmente, a 14 políticos y militares que mantenía secuestrados.

Para la senadora del Partido Liberal, la sanción "no nos va a arredrar, no me va a intimidar, no me va a amilanar". Advirtió que contra la decisión del Procurador interpondrá los recursos que le permite la ley colombiana y que, incluso, acudirá a instancias internacionales para que el fallo en su contra sea revocado.

Dijo, en concreto, que acudirá a la Corte Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos (OEA). Tras la determinación de Ordóñez, a Córdoba sólo le queda un recurso para no perder su puesto en el Senado: pedirle a él mismo que revoque su propia decisión.

El procurador general dijo el lunes que "se logró establecer que el cruce de documentos entre el grupo guerrillero y la senadora, en los que se identificó con los alias de 'Teodora', 'Teodora de Bolívar', 'la Negra' y 'la Negrita', la parlamentaria se extralimitó en sus funciones, así como en la autorización dada por el gobierno para gestionar el intercambio humanitario" para la liberación de secuestrados.

Córdoba, de 55 años, es abogada de profesión y desde 1994 siempre ha conseguido un escaño en la Senado de la República. A mediados de 1999, y durante 14 días, estuvo secuestrada por orden de Carlos Castaño, el jefe paramilitar más importante de Colombia en esa época.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?