| 5/22/2013 11:00:00 AM

No más impuestos a la tierra

El Gobierno no ha pensado en proponer o establecer nuevos impuestos a la tierra y, además, no se trata de un tema de discusión en los diálogos de paz en La Habana.

El ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Camilo Restrepo Salazar, aseguró que el Gobierno no ha pensado en proponer o establecer nuevos impuestos a la tierra y que ese tema no es materia de discusión en los diálogos de paz en La Habana.
 
Lo que hay que hacer es cobrar bien los tributos existentes, afirmó el titular de la cartera agropecuaria en un evento especial realizado por la SAC y Fedesarrollo para el lanzamiento del libro "Políticas para el desarrollo de la Agricultura en Colombia".
 
Restrepo Salazar indicó que el propósito del Gobierno es acometer la formación o actualización del catastro rural  que tiene un atraso superior al 50 por ciento.
 

Explicó el ministro que al actualizar el catastro, se actualizan también, razonablemente, las bases del impuesto predial, "Esa es la mejor manera para inducir una mejor utilización de la tierra", agregó Restrepo Salazar.
 
Informó que en la financiación de esa tarea, fundamental para el desarrollo rural en el posconflicto, el Gobierno estudia la contratación de un crédito externo.
 
El Ministro se refirió también a los subsidios agropecuarios y dijo que para el posconflicto se debe pensar menos en esa clase de ayudas y más en la dotación de bienes públicos colectivos.
 
Cito el caso de la ciencia y tecnología aplicada al agro o el riego y drenaje apoyando pequeños distritos de riego y la asistencia técnica que debe ser un servicio público obligatorio.
 
Se refirió el ministro al censo agropecuario (que hace 41 años no se realiza en Colombia) como uno de los pilares para el posconflicto y para la toma de decisiones en materia de políticas públicas y asignación de recursos.
 
En censo agropecuario, con un costo de 280 mil millones de pesos ya asegurados presupuestalmente, se realizará entre este y el próximo año.
 
Restrepo Salazar insistió en que con o sin acuerdo de paz en La Habana, el desarrollo rural debe ocupar un lugar preeminente en las políticas de Estado.
 
"Para que las gentes que viven en la ruralidad puedan tener una mejor calidad de vida y se pueda reducir el tremendo bache entre el campo y la ciudad, el desarrollo rural es la clave en el posconflicto", subrayó el ministro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?