| 3/18/2015 5:30:00 AM

Latinoamérica requiere menos financiación en 2015

Para Fitch se registrará una disminución de las necesidades de financiación de los países de la región debido a que el 2014 fue un año electoral en varios territorios.

Fitch Ratings proyecta que los gobiernos latinoamericanos necesitarán emitir US$481.000 millones en 2015 para cubrir déficits presupuestarios y renovar deudas existentes, una disminución del 4,3% con respecto al 2014.

Las necesidades de financiamiento caerán a un 8,6% del PIB regional en 2015, después de alcanzar un 9,1% durante el año electoral agitado de 2014, pero seguirán superando el 7,8% promedio alcanzado durante el punto máximo del superciclo de materias primas en 2012-2013.

Señala la calificadora que las hábiles operaciones de gestión de deuda han mejorado el perfil de vencimientos de algunos soberanos con grado de inversión, tales como Brasil, México, Perú y Uruguay, al reducir los pagos de amortizaciones y aumentar la vida promedio de sus portafolios de deuda pública. Soberanos con grado especulativo, tales como la República Dominicana y El Salvador, también han logrado extender sus vencimientos de deuda, mediante la emisión de bonos globales a largo plazo.

Las necesidades de financiamiento de Bolivia, Chile, Paraguay y Perú estarán una desviación estándar por debajo de la mediana regional de 6,3% del PIB en 2015. Menores precios de exportación de materias primas podrían reducir los ingresos presupuestarios y el crecimiento económico. Sin embargo, deuda pública baja y la existencia de colchones fiscales les da flexibilidad a estos gobiernos para responder con políticas fiscales contra-cíclicas, si fuese necesario.

Sostiene, además, que los déficits fiscales moderados contendrán los requerimientos de endeudamiento gubernamental a niveles cercanos a la mediana regional en 2015 en la mayoría de los países con grado de inversión.

La extensión de impuestos y medidas de contención de gastos en Colombia, al igual que las coberturas de petróleo y cortes presupuestales en México podrían mitigar el riesgo de que los déficits fiscales empeoren para estos países en 2015. Panamá y Uruguay podrían beneficiarse de ajustes en sus gastos fiscales después de las elecciones el año pasado, así como de menores costos de energía importada.

Fitch proyecta que las necesidades de financiamiento podrán alcanzar 12% del PIB en Costa Rica, 10% en Ecuador y 6,3% en El Salvador, principalmente debido a sus elevados déficits fiscales. Reducciones en gastos corrientes y de capital se usarán para compensar el shock en los ingresos petroleros en Ecuador. Bloqueos legislativos podrían afectar las perspectivas de reforma tributaria en Costa Rica y la capacidad de El Salvador para abordar el déficit en las pensiones.

Finalmente dice que las contracciones macroeconómicas, bajos precios de materias primas y un espacio limitado para llevar a cabo ajustes de política en un año electoral podrían llevar a que las necesidades de financiamiento alcancen un 10,8% del PIB en Argentina y un 7,8% en Venezuela. Ambos soberanos podrían seguir dependiendo de la monetización, las renovaciones de deuda dentro del sector público y el financiamiento chino. Argentina probablemente usará reservas internacionales para pagar los US5,8 mil millones que vencen de la deuda Boden en 2015.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?