| 4/23/2015 5:00:00 AM

Emergentes deben fortalecer sus mercados de capitales

Acelerar el desarrollo de los mercados de capitales en los países es uno de los grandes desafíos de éstos. El mercado de bonos, en particular los de deuda corporativa, se hacen más relevantes que nunca.

Impulsar el mercado de capitales en los países emergentes se ha convertido en uno de los principales desafíos de estas naciones. En particular, cobran relevancia las emisiones en bonos de deuda corporativa, la cual se torna más importante de lo que fue en el pasado.

Tras la crisis financiera que se desató en el mundo en 2008, surgió una innumerable cantidad de reformas que limitan la voluntad y la capacidad de los bancos para otorgar créditos.

La amenaza de una política monetaria más restrictiva en los países desarrollados ha creado la preocupación de que los flujos de capital extranjero en los países emergentes, que llegaron como consecuencia de las débiles economías desarrolladas, se irán a economías más sólidas, dejando un déficit de financiación que los capitales nacionales de los emergentes no están en capacidad de llenar.

Mantener estable el acceso a capital de largo plazo a través de fuentes diversificadas es importante para mantener el crecimiento económico real y la estabilidad del sistema financiero de acuerdo con un reporte del World Economic Forum.

Añade el reporte que el buen funcionamiento de los mercados de bonos corporativos sirve para movilizar eficientemente los ahorros para impulsar el crecimiento y las finanzas del sector privado.

Así mismo sirve además para diversificar el crédito y la financiación de riesgo del sistema bancario, y para facilitar la transformación de los vencimientos del ahorro interno a corto plazo hacia el largo plazo.

Concluye el reporte que lograr acelerar el desarrollo de los mercados de capitales en estas economías será crucial como fuente complementaria de financiamiento para los préstamos bancarios tradicionales.

Sostiene el World Economic Fórum, que las economías de mercados emergentes que decidan promover su desarrollo del mercado de bonos corporativos obtendrán importantes beneficios a largo plazo.

Añade finalmente que los legisladores de estos países pueden promover la participación de emisores privados al limitar los sesgos del mercado contra los bonos corporativos como una forma de financiación y a través de la simplificación del proceso de emisión en el mercado.

En Colombia los bonos corporativos han registrado una caída importante si se les compara con años atrás cuando este mecanismo de financiación se consolidó como uno de los más atractivos para las empresas.

No obstante, Munir Jalil, Director de investigaciones Económicas para América Latina y el Caribe, sostiene que “se ha movido más de lo esperado, no igual que en los años del boom, pero sí ha habido un número importante en lo que va del año. La mayoría de las emisiones que se han hecho están atadas al índice de Precios al Consumidor, IPC, dado que la inflación que estamos registrando. Eso les da un valor agregado”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?