| 5/11/2013 12:00:00 AM

Montería, capital donde más se emplean domésticas

Además de la capital de Córdoba, Quibdó, Sincelejo y Pasto tienen gran participación de empleo doméstico.

Para el 2012, del total de ocupados, el 3,5% correspondió a empleados domésticos, de acuerdo con un estudio del Ministerio de Trabajo.

Montería es la capital de Colombia que presenta la mayor participación de ocupados como empleados domésticos, con 6.4%, seguida de Quibdó, Sincelejo y Pasto, ciudades con una fracción de empleados domésticos superior al 5%.

El 32% de empleados domésticos son jefes de hogar, mientras el 30% corresponden a cónyuges. Este tipo de trabajo se concentra en las personas mayores de 38 años y engancha en promedio el a 22.600 personas entre 10 y 17 años, que representan el 3% del total de empleos domésticos, lo cual constituye trabajo infantil.


El Ministerio de Trabajo recientemente ordenó que los empleados del servicio doméstico deben ser vinculados a las cajas de compensación teniendo en cuenta que hay un déficit evidente en el acceso a las buenas condiciones laborales para la población ocupada en este tipo de empleos.

El 88% de los ocupados empleados domésticos cotiza o está afiliado a seguridad social, aunque sólo el 33% lo hace por su trabajo, es decir, a través del régimen contributivo. El 15% cotiza a pensiones o ya se encuentra pensionado y tan solo el 5.5% se encuentra afiliado a cajas de compensación familiar.

Ingresos

Las bajas condiciones laborales de la población ocupada en empleo doméstico, también se reflejan en el ingreso laboral por este concepto.

Para el año 2012, aproximadamente el 68% de esta población percibía menos de una salario mínimo mensual legal vigente, con un promedio salarial aproximado de $478.800, siendo Medellín A.M, Bucaramanga A.M, Cali A.M y Bogotá quienes presentan un promedio salarial por encima del salario mínimo y Popayán, Cartagena, Florencia, Quibdó y Pasto quienes presentan los menores salarios promedio en empleo doméstico.

Con la nueva medida, el Gobierno busca lograr que todos los que actualmente están afiliados a seguridad social en salud y pensiones a través de la planilla integrada de liquidación de aportes (PILA), también se afilien a una caja de compensación familiar de manera que puedan disfrutar de beneficios en recreación, deporte, formación y otros que ofrecen estas entidades en todo el territorio nacional.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?