Dinero.com Revista Dinero

El mandatario colombiano, quien espera obtener en Cádiz el apoyo de los líderes iberoamericanos al proceso de paz que arranca este lunes en La Habana, está convencido de que la paz beneficiará a toda la región. Pero insistió en que las bases del Estado, desde el punto de vista económico y político, no se moverán.

| 11/16/2012 9:00:00 AM

Modelo económico no está en discusión con las Farc

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dejó claro que el modelo económico y político del país no está en discusión dentro del proceso de paz con las FARC, al afirmar que si esta guerrilla quiere esos cambios, antes debe ganar las elecciones.

"No vamos a entrar a negociar ni a conversar sobre aspectos fundamentales de la vida nacional, como la propia Constitución, el modelo de desarrollo, el concepto de propiedad privada, eso no está en discusión ni va a estar en discusión", aclaró en su despacho de la sede del Ejecutivo de Bogotá antes de viajar a España para asistir a la Cumbre Iberoamericana que hoy se inaugura en Cádiz.

El mandatario colombiano, quien espera obtener en Cádiz el apoyo de los líderes iberoamericanos al proceso de paz que arranca este lunes en La Habana, está convencido de que la paz beneficiará a toda la región. Pero insistió en que las bases del Estado, desde el punto de vista económico y político, no se moverán.

Con este mensaje respondió a las críticas al modelo neoliberal y de explotación de recursos vertidas por el jefe negociador de las FARC, Luciano Marín Arango, "Iván Márquez", el pasado 17 de octubre en Oslo, donde se puso en marcha oficialmente el proceso de paz y quedaron en evidencia las diferencias entre ambas partes.

Esta negociación tiene como objeto "finalizar el conflicto con las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia)", aclaró Santos, al apuntar que las discusiones girarán exclusivamente en torno a la agenda pactada. "Nosotros hemos sido muy claros: eventualmente cuando ustedes (la guerrilla) dejen las armas y se incorporen a la vida democrática, si quieren proponer cambios en el modelo económico ganen las elecciones o discútanlo en el Congreso si salen elegidos", aseveró.

"Pero en este proceso no hay ninguna discusión sobre aspectos de fondo de la vida nacional, de nuestra constitución y nuestras reglas de juego", matizó.

El presidente dijo que no iba a reconocer públicamente cuáles son las dificultades del proceso y se limitó a confirmar que "sí hay voluntad por parte de las FARC". "Vamos a llegar rápidamente a acuerdos que hemos determinado en la agenda, eso es lo que les puedo garantizar", argumentó.

Santos también reconoció que más allá de las guerrillas de las FARC y el Ejército de Liberación Nacional, subsiste la amenaza de las llamadas bandas criminales, dedicadas al narcotráfico y la extorsión, y nacidas tras la desmovilización de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en 2006. "Si eliminamos a las FARC y al ELN, el panorama seria muchísimo mejor, quedaría reducido a unas bandas criminales que las hemos venido sometiendo", dijo en ese sentido.

El presidente prometió que, tras un hipotético acuerdo de paz con las guerrillas, la fuerza pública se concentrará y destinará sus recursos a combatir esos grupos ilegales.

Santos confesó que ahora la prioridad es la negociación con las FARC, que espera "dure meses y no años", y confirmó que la segunda guerrilla del país, el ELN, por ahora no se sumará al proceso de paz. "No vamos abrir la puerta para que entre el ELN a estas negociaciones ya; eso creo que no está previsto", reconoció Santos al ser preguntado por esa posibilidad.

Aunque el presidente reconoció que "sí" hay "posibilidades, remarcó que "cada cosa en su momento", al adelantar que el ELN podrá sumarse al proceso cuando muestre "voluntad", tal y como, a su juicio, han hecho las FARC.

El jefe del Estado señalo que el conflicto armado en su país es el único que queda en la región y el más largo, "y para todo el mundo sería un gran alivio terminarlo".

Y por eso manifestó que su Gobierno comenzó a trabajar en la búsqueda de la paz desde que llegó al poder, en agosto de 2010. "La paz la estamos construyendo desde el primer día en el gobierno, la estamos construyendo con políticas muy claras, muy concretas, muy bien definidas. No solamente en aspectos como el reconocimiento a las víctimas, restitución de tierras a campesinos, sino con políticas sociales progresistas y audaces", aseveró.

Sobre este histórico proceso Santos dijo, por último, que "las circunstancias están dadas" y subrayó que si bien no tiene garantías de éxito, sí hay voluntad de lograrlo.


EFE                                                                
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×