| 5/30/2010 7:00:00 AM

Mockus, el que sorprende en la campaña

Las encuestas apuntan a que ni Mockus ni Santos conseguirían el domingo más de 50% de los votos válidos para triunfar y deberán medirse en una segunda vuelta, el 20 de junio.

Nacido en Bogotá el 25 de marzo de 1952 en el seno de un matrimonio de inmigrantes lituanos, Mockus es recordado como el hombre que siendo rector de la Universidad Nacional (1991-1993) se bajó los pantalones y les mostró su trasero a estudiantes que le chiflaban en una reunión.

Obligado a renunciar por tal acción, Mockus, quien habla francés e inglés con marcado acento, entonces ganó fama local y se lanzó con éxito a la campaña electoral por la Alcaldía de Bogotá, que consiguió en 1994.

Al año siguiente comenzó una de las gestiones más recordadas. Mockus implantó un programa de gobierno basado en lo que llamó "cultura ciudadana", que iba desde el respeto a las leyes de tránsito hasta normas fiscales. Elevó impuestos como el de la gasolina, privatizó la empresa de energía de la ciudad, se enfrentó a una corrupta policía de tránsito e implantó el "horario zanahoria" o la prohibición de expendio de licores y cierre de locales nocturnos, con lo cual redujo la tasa de criminalidad.

En abril de 1997, Mockus renunció a la alcaldía para competir en la elección presidencial del año siguiente, pero más tarde se unió como fórmula vicepresidencial a la ex canciller Noemí Sanín. La dupla, que alcanzó los 2,8 millones de votos, perdió la contienda.

Mockus volvió por sus fueros y resultó ganador por segunda vez de la alcaldía capitalina en octubre del 2000, al término de la cual fue invitado como profesor en el Centro para Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Harvard.

Casado con la trabajadora social Adriana Córdoba y con cuatro hijos, buscó nuevamente la candidatura presidencial y lanzó en 2006 un movimiento independiente. Apenas consiguió el 1,23% de la votación. Aquellas elecciones fueron ganadas por Alvaro Uribe con 62,3% de los sufragios.

De regreso a la vida académica, Mockus estaba casi desaparecido de los radares políticos cuando junto a otros dos ex alcaldes de Bogotá y uno de Medellín, Sergio Fajardo, se lanzaron el año pasado. Mockus y los ex burgomaestres de Bogotá Enrique Peñaloza y Luis Eduardo Garzón decidieron incorporarse al Partido Verde. Fajardo es su fórmula a la vicepresidencia.

Los verdes sorprendieron en la elección legislativa y consiguieron cinco senadores. Mockus ganó la nominación interna de su partido, mientras Peñaloza y Garzón se quedaron a su lado para acompañarlo en la campaña. Empezó así "la ola" en favor de cuatro dirigentes encabezados por Mockus que mostraban atractivos elementos en común: una carrera política sin manchas por corrupción y en la mayoría de los casos eficiencia administrativa.

Entre las mayores incógnitas de su eventual gestión está cómo manejará a un Congreso de 268 curules, con solo cinco adherentes. Mockus ha dicho que dialogará con el legislativo, pero que pueden descartar negociaciones "politiqueras" de cargos públicos o contratos, entre otras prebendas, a cambio del apoyo de un proyecto.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?