| 4/9/2012 2:00:00 PM

Miriam Villegas es la nueva gerente del Incoder

La designación fue oficializada por el presidente Juan Manuel Santos, durante la conmemoración del Día Nacional de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas. Reemplaza a Juan Manuel Ospina.

El presidente de la República, Juan Manuel Santos, anunció este lunes la designación de Miriam Villegas como nueva gerente general del Instituto Colombiano para el Desarrollo Rural (Incoder).

En Villavicencio, durante la conmemoración del Día Nacional de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas, el jefe de Estado reveló que Villegas asumirá el cargo a partir de esta semana.

Villegas entra en reemplazo de Juan Manuel Ospina, quien renunció a su cargo la semana pasada, en medio de versiones sobre supuestas diferencias que se han presentado con el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Camilo Restrepo.

“Hay que ejecutar con carácter”, fue la primera instrucción que le impartió el jefe de Estado a la sucesora de Juan Manuel Ospina.

“Es alguien que tiene una comprobada experiencia gerencial al frente de complejos procesos campesinos y agrarios como lo acredita su exitosa labor al frente del Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio”, señaló, por su parte, el ministro de Agricultura.

Miriam Villegas fue la encargada, por más de 14 años, de la gestión, cooperación bilateral, relaciones internacionales y multilaterales de la Corporación Desarrollo y Paz del Magdalena Medio - Cdpmm.

Acompañó a nivel local a los entes territoriales en el desarrollo de los planes de desarrollo y articuló a nivel departamental y nacional su gestión.

La nueva gerente del Incoder es especialista en fibras textiles de la Universidad de Texas, (Austin, Estados Unidos); desde 1998 al 2012 fue la coordinadora de la Unidad de Gestión de la Corporación de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?