| 2/24/2014 10:30:00 AM

Suspenden obra de Metroplús en Envigado

La decisión se dio por una acción popular interpuesta en contra de una de las fases del proyecto. El sector privado mostró su preocupación por el tema.

La Cámara Colombiana de la Construcción, Camacol, seccional Antioquia, mostró su preocupación por la suspensión de las obras del Metroplús en el municipio de Envigado donde se desarrolla el Tramo 2-B del proyecto.

Cabe anotar que la medida se dio por la acción popular interpuesta en contra de la iniciativa el cual ha derivado en la suspensión de obras de vital importancia para la región.

“Estamos convencidos de que con esta obra se garantiza a la ciudadanía el libre acceso a una modalidad de transporte limpio y eco-eficiente, que contribuye con una mejora sustancial de la calidad de vida y el bienestar del sur del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, posibilitando menores tiempos de desplazamiento”, explica la agremiación.

La obra Tramo 2-B del Metroplús cuenta con los más rigurosos soportes técnicos y científicos, los mismos que han posibilitado la obtención de los permisos ambientales atinentes a este tipo de proyectos de infraestructura y movilidad.

Desde su concepción, esta obra ofrece esquemas mínimos de intervención ambiental y generosos modelos de compensación forestal que se han venido realizando y se realizarán con diversas especies arbóreas, pues las que conforman hoy el túnel verde, debido a su edad han pasado la etapa de fotosintetización, razón por la cual su contribución a la reducción de CO2 es nula.

Siembra en compensación que se realizará no solo sobre la zona de influencia directa del proyecto sino sobre una vasta área del municipio de Envigado.

Destacamos además que paralelamente se tiene previsto que la modalidad de transportación propuesta, constituye un inmenso aporte en el tema del transporte masivo limpio en el Área Metropolitana.

“Con nuestra postura, respetuosa pero crítica, en torno a la suspensión provisional a la que ha sido sometido el componente sur del proyecto regional de movilidad, no pretendemos desestimar el instrumento de participación ciudadana y la libre expresión de un segmento de la comunidad, pues entendemos el valor social que para un sector de la sociedad pueden llegar a alcanzar algunos de los componentes paisajísticos urbanos”, añade.

Por el contrario, se plantea escenarios de diálogo y participación que en la búsqueda del consenso no lastimen ni causen detrimento a las propuestas de desarrollo, vitales para el contexto de una ciudad región o una región de ciudades como lo es el Valle de Aburrá.

“Debemos aprender de las experiencias de ciudad y de región; no imaginamos el caos vehicular que existiría sobre la Autopista Sur, tramo oriental, si hubiera prosperado la defensa de los árboles que fueron no solo reemplazados sino tal vez multiplicados y que ahora constituyen un ejemplar cordón verde que actúa en armonía con una arteria vial. O qué decir de lo que sería de Medellín en los barrios Belén y Laureles sin la intervención arbórea que dio pie a la ampliación de la Cr 76, proyecto que en su momento fue objeto de un debate similar”, sostiene.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?