| 4/12/2014 1:00:00 PM

Continúa el impulso a los mercados campesinos

Más de 1.200 familias campesinas se benefician con la venta directa de sus productos, eliminando así la cadena de intermediarios que encarecen la venta final de los mismos.

El Programa de Mercados Campesinos, que impulsa la Administración de la Bogotá Humana, está abaratando hasta en un 20 por ciento la canasta familiar de consumidores que visitan los parques en las localidades en donde se desarrollan los mercados en Bogotá.

Así lo reveló el Secretario de Desarrollo Económico del Distrito, Carlos Simancas Narváez, quién explicó que este programa, -de Mercados Campesinos-, hace parte de una estrategia de vinculación y fortalecimiento de las capacidades de comercialización para los pequeños y medianos comerciantes de alimentos del sector primario de la economía nacional al realizar ventas directas a consumidores que visitan los parques y adicionalmente, a supermercados, tiendas, plazas de mercado, fruver y restaurantes, entre otros establecimientos de venta de alimentos de la ciudad.

Advirtió, que también un gran número de la población bogotana se ve beneficiada con esta política de gobierno, en vista de que podrán adquirir esos productos básicos de la canasta familiar, con hasta un 20 por ciento menos al valor que se expenden en otros lugares de la ciudad.

Explicó el funcionario, que dentro del Plan de Desarrollo de la Bogotá Humana, se busca mejorar la calidad de vida tanto de los ciudadanos, como de otros sectores productivos de la nación, en este caso de más de 1.200 familias campesinas de 60 municipios de los departamentos de Cundinamarca, Boyacá, Tolima y Meta.

Simancas Narváez, dijo que estos Mercados Campesinos funcionan cada dos semanas en 14 parques estratégicos de nueve localidades de la ciudad. Para el primer semestre del año en curso se comprometió una inversión de $1.450 millones de pesos.

Recordó que actualmente estos Mercados Campesinos están funcionando en las localidades de Suba, Fontibón, Kennedy, Rafael Uribe Uribe, Usaquén, Antonio Nariño, Mártires y Engativá.

Dijo, que con este programa se está eliminando la cadena de intermediarios, que inciden en los altos costos de venta y a donde los campesinos no se les reconoce lo justo por la venta de sus productos.

Aclaró que aquí se están beneficiando tanto la ciudadanía como los propios agricultores de 60 municipios de la Región Central del país.

“El gobierno de la Bogotá Humana, estableció en el Plan de Desarrollo el programa de soberanía y seguridad alimentaria y nutricional que busca vincular a productores campesinos de la región central (Cundinamarca, Boyacá, Tolima, Meta) en procesos de comercialización y producción sostenible en el marco del sistema público distrital de abastecimiento de alimentos, subrayó el Secretario de Desarrollo Económico de Bogotá.

También explicó el funcionario, que los precios de venta se determinan de acuerdo con una estrategia que se basa en un estudio de mercado en los establecimientos cercanos al parque en donde se realiza el Mercado Campesino, para que los precios que se manejen sean competitivos, pero también buscando que el campesino obtenga mejores ganancias para sus productos.

“El Plan Maestro de Abastecimiento de Alimentos y Seguridad Alimentaria Alimenta Bogotá, es el instrumento de la Política Pública de Seguridad Alimentaria del Distrito Capital, que busca que entre todos transformemos el sistema de abastecimiento de alimentos de la Ciudad-Región, haciéndolo más eficiente, productivo y democrático”, aclaró Carlos Simancas Narváez, Secretario de Desarrollo Económico de Bogotá.

Agregó que este programa, de Mercados Campesinos, busca ante todo mejorar la cadena de abastecimiento y contribuir a asegurar el derecho a una alimentación de calidad y ¡A precio justo!
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?