| 7/14/2016 11:11:00 AM

Mentiras sobre el agua están frenando inversiones petroleras: Gobierno

Las comunidades están siendo desinformadas sobre el impacto ambiental de la industria de hidrocarburos según el presidente de la ANH.

El pánico de las comunidades a quedarse sin fuentes de agua está siendo alimentado con mentiras y se ha convertido en la principal oposición de las regiones a la actividad petrolera, dijo el presidente encargado de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Orlando Velandia.

Los conflictos sociales explican una pequeña parte de la caída de la producción de crudo en Colombia, que está siendo mayormente afectada por el desplome de los precios. Sin embargo, los conflictos sociales y el retraso en licencias ambientales tienen paralizados 15 proyectos que representarían 20.000 barriles por día.

“Lo que estamos haciendo a través de nuestra estrategia territorial es escuchar a las comunidades, darles la información, ayudar a despejar esos temores, mostrarles que la industria petrolera no es el enemigo de los recursos naturales y que puede hacerse de manera sostenible”, dijo Velandia a la prensa.  

Para Valencia no hay que elegir entre agua y petróleo pues es posible tener ambas si se aplica una estrategia de desarrollo sostenible. 

El agua no es lo único

Los conflictos originados en la protesta social no siempre buscan sacar a las petroleras, concluyó un estudio del PNUD lanzado este jueves en Bogotá. Al contrario, lo que buscan es ser incluidas en el desarrollo de la región. Por eso el programa de la ONU recomendó crear mecanismos oficiales para escuchar las demandas de la población y atenderlas.

Por otro lado, el PNUD señala que lo más conveniente para todos los involucrados con la industria es tener interlocutores estables en lugar de enfrentarse a organizaciones sociales dispersas.   

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?