| 2/14/2014 4:00:00 PM

Educación Distrital en Bogotá, con serios apuros

La Personería de Bogotá determinó que, a la fecha, hay 62.011 menores de edad fuera del sistema educativo de la Ciudad, 8.064 más que el año pasado, pese a que anuncios de la Administración Distrital.

De acuerdo con un informe derivado de una revisión de gestión de la Personería, al 10 de febrero de 2014 se habían registrado en el sistema 126.110 inscripciones en línea para traslados o nuevos alumnos y 46.255 más de padres que inscribieron a sus hijos personalmente en las direcciones locales de educación, para un total de 172.365 solicitudes adicionales. De ellos, se han matriculado 117.545, lo que indica que 54.820 estudiantes han desistido o por diferentes razones quedaron fuera del sistema educativo; además hay 7.191 niños que continúan a la espera de cupo, para un total de 62.011 estudiantes sin cupo, superando la cifra del año pasado de 53.947. En otras palabras, a la fecha hay 8.064 estudiantes más por fuera del sistema educativo, que en 2013.

Según el informe del ente de control, existen serias inconsistencias en el proceso de matrículas. En Bosa, una de las localidades deficitarias, se detectó que hay sobrecupo en varios colegios, en detrimento de la seguridad y la calidad de la educación. Eso significa que el Distrito está incumpliendo la norma técnica colombiana de capacidad de establecimientos educativos y ampliando de manera irregular la oferta educativa, por fuera la capacidad real de los claustros.

También se encontró que muchos cupos han sido rechazados por parte de los padres de familia debido a la gran distancia que separa la vivienda del colegio, pues en la práctica a muchos no se les garantiza ni el transporte ni el subsidio, como lo promete la Secretaría de Educación. En el proceso de matrícula, tampoco hay una estimación real del lugar de residencia del estudiante frente a la ubicación del colegio, hecho que precipita la asignación forzosa de cupos, fuera de la localidad, en contravía de las solicitudes de los padres a determinados colegios o cercanos a sus viviendas.

Según las quejas recibidas en la Personería, los beneficios de transporte o subsidio a los matriculados, vienen siendo negados en forma reiterada.

De otra parte, se detectó que hay jóvenes que no asisten a clase, pero permanecen en el sistema como alumnos y otros que, estando en la institución, son eliminados sin ninguna verificación ni justificación, por falta de una adecuada depuración del sistema.

También, hay muchas quejas de algunos alumnos que son rechazados por coordinadores, rectores o secretarias de colegios, por estar en condición de discapacidad o por mal comportamiento en el plantel.
La razón que exponen es que no tienen personal interdisciplinario para atenderlos; eso ocurre en colegios como República de Venezuela, José María Córdoba, Alemania Solidaria, Gustavo Rojas Pinilla, San Rafael, San José de Castilla, Gustavo Restrepo, Ciudad de Bogotá, Colegio Villamizar y Juan Francisco Berbeo.

Entre tanto, hay niños que están asistiendo a clases sin haber sido incluidos en el sistema; otros figuran como matriculados pero sus colegios ya no hacen parte del banco de oferentes, es decir, no tienen contrato vigente con el Distrito, por lo que no pueden ser reasignados a otros establecimientos, pues en el sistema aparecen con matrícula, cuando en realidad están por fuera.

En el tema de los grados de primera infancia, que vienen de la Secretaría de Integración Social, se determinó que no se cubrirán las solicitudes de matrícula por la baja ejecución de construcción de aulas apropiadas y dotaciones para los menores. En varias localidades no se han adquirido tampoco los lotes necesarios para las obras y menos aún está claro el avance en la construcción, arrendamiento y adecuación de inmuebles para los menores. Así mismo, se descubrió que en unos colegios, pese a que se inició el calendario escolar, los jóvenes no reciben clases por falta de docentes; en otros casos, algunos de ellos fueron trasladados sin ser reemplazados y otros desde hace algún tiempo aún no han sido nombrados.

Por todo lo anterior, la Personería considera que difícilmente el Distrito podría disponer y asignar en un día 40 ó 60 mil cupos, como lo anuncia para evitar la deserción, cuando no garantiza transporte ni cuenta con las instituciones listas para cubrir la demanda.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?