Dinero.com Revista Dinero

La capital antioqueña es una de tres finalistas de un concurso que intenta identificar a la "Capital mundial de la innovación".

| 1/24/2013 8:20:00 AM

Medellín, capital latinoamericana de la innovación

La extraordinaria transformación de Medellín, que en dos décadas pasó de ser una de las ciudades más violentas del mundo a convertirse en un referente mundial de la buena planificación urbana, podría recibir un nuevo aval esta semana.

Y es que la capital del departamento colombiano de Antioquia es una de tres finalistas de un concurso que intenta identificar a la "Capital mundial de la innovación", organizado por el Urban Land Institute, el grupo financiero Citi y el Wall Street Journal Magazine.

El reconocimiento también se lo disputan Nueva York y Tel Aviv, la segunda ciudad en importancia de Israel.

Y en el camino, que inició con una selección de las 200 ciudades más innovadoras del mundo, ya quedaron metrópolis de la talla de Chicago, Singapur, Londres y Sao Paulo.

"Estar entre las tres (ciudades finalistas) ya es una gran victoria", le dijo a BBC Mundo el alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria. "Pero vamos a luchar por estar en el primer lugar", prometió.

"Progreso y potencial"

Después de un proceso de selección inicial hecho por los expertos del Urban Land Institute, la elección de la ciudad más innovadora del mundo se está haciendo por votación popular.

Y en la página web del concurso se explica que mientras que a la candidatura de Nueva York la avalan su "cultura y habitabilidad" las razones para la inclusión de Tel Aviv son "tecnología e investigación". Medellín, por su parte, tiene para ofrecer "progreso y potencial".

Y entre las "innovaciones" ofrecidas como ejemplo se destacan su moderno sistema de transporte masivo, así como las bibliotecas, centros culturales y espacios públicos que han sido claves en los esfuerzos de la ciudad por combatir la violencia que llegó a definirla hace dos décadas.

"Medellín pasó de ser una de las ciudades más violentas del mundo a ser hoy una ciudad reconocida por sus avances en el respeto por la vida", le dijo a BBC Mundo el alcalde Gaviria.

"Y esos avances han estado basados en el ejercicio de autoridad, de legalidad, de legitimidad, pero también, muy fuertemente, en un desarrollo urbano con contenido social, en programas sociales. Esa innovación social me parece que es el rasgo más importante de los últimos diez años", afirmó.

Para Gaviria, el metro -que moviliza a diario a unos 500.000 medellinenses y ha permitido reducir las emisiones de CO2 de la ciudad en 175.000 toneladas al año- es un buen ejemplo.

"Metro hay en muchas partes del mundo. Pero lo distinto en Medellín es que ese metro va unido a una 'cultura metro', a una forma de apropiarse por parte de los ciudadanos de ese espacio que es muy distinta", dijo.

"Aquí hay un amor, un cariño, un cuidado muy especial de ese espacio urbano, que sólo se puede palpar cuando la gente viene a Medellín".

Algo similar ocurre con el Metrocable, el sistema de cable aéreo, tipo teleférico, que en Medellín es parte integral del sistema de transporte público; o con las escaleras eléctricas de la Comuna 13, que recortaron el tiempo de viaje de los habitantes de ese emblemático -y empinado- barrio popular de 35 a nada más seis minutos.

"Cables hay en todas partes del mundo, pero Medellín innovó al convertirlo en un espacio para el transporte urbano ligado a los metros. Las escaleras eléctricas también existen en todas partes, pero aquí le hemos dado un uso, un contenido, un significado, un simbolismo muy diferente", insistió Gaviria.

Integración social

A la integración facilitada por el sistema de transporte público -considerado un modelo para muchas otras ciudades de Colombia y del continente- contribuyen además los parques, museos y bibliotecas que también han proliferado en las últimas décadas.

El Parque Biblioteca España por ejemplo, está ubicado en el que era uno de los barrios más pobres y "problemáticos" de la ciudad: Santo Domingo.

Es una de varias iniciativas que demuestran que la ciudad ya no le está dando la espalda a sus "comunas", sino invirtiendo en ellas.

Y un buen ejemplo del tipo de intervención que ha ayudado a llevar más tranquilidad a una ciudad que pasó de tener una tasa de homicidios de 444 por 100.000 habitantes a inicio de la década de los noventa a 51,4 por cada 100.000 habitantes el año pasado.

La capital de Antioquia también es reconocida por la eficiencia de sus empresas públicas, que ayudan a financiar muchas de sus intervenciones sociales.

Aunque el alcalde Gaviria es un convencido de que es toda la ciudad, y no sólo el sector público, la que merece crédito por los cambios operados.

"Nosotros tenemos claro que la fórmula para transformar una sociedad es tener varios buenos gobiernos sucesivos sintonizados. Esa es la fórmula. Si alguno de esos cuatro conceptos falla, las cosas empiezan a fallar", le dijo a BBC Mundo.

"Pero la transformación de una sociedad no es responsabilidad ni capacidad únicamente de lo público. Tiene que ver con la capacidad de los líderes públicos para congregar a otros actores en torno a propósitos comunes, pero necesita de un acompañamiento y un trabajo mancomunado con el sector privado, empresarial, con sectores académicos, con ONGs y, trascendentalmente, con la ciudadanía".

"La ciudadanía, si no participa de forma activa en esa transformación, simple y llanamente la impide o la retrasa", concluyó.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×