| 6/14/2013 3:56:00 PM

Más pesca para Colombia en el Pacífico Oriental

Colombia obtuvo el aumento de su capacidad de pesca en 2.024 metros cúbicos, así como el retiro de una embarcación de bandera colombiana de la lista de pesca ilegal en el Océano Pacífico Oriental.

En la reunión número 85 de la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT), realizada en la ciudad de Veracruz (México), Colombia logró defender sus derechos como país ribereño, al obtener un incremento en su capacidad de pesca.

Además, Colombia consiguió que le sean reconocidos los esfuerzos desplegados por el país con el fin de dar cumplimiento a las medidas de conservación de la CIAT, luego de 11 años de discusión.

La delegación colombiana estuvo encabezada por Catalina Crane Arango, alta Consejera Presidencial para la Gestión Pública y Privada, con la participación de funcionarios de alto nivel de los Ministerios de Relaciones Exteriores; Agricultura y Desarrollo Rural; Ambiente y Desarrollo Sostenible; y Comercio, Industria y Turismo, así como de la Autoridad Nacional de Pesca y Acuicultura (AUNAP).

“Ha sido un esfuerzo de trabajo en equipo de la delegación colombiana. Durante la primera semana fue clave la participación de todas las instituciones en cabeza de la vicecanciller Patti Londoño Jaramillo, y la segunda semana con la presencia del viceministro de Agricultura Andrés Felipe García Azuero”, aseguró Catalina Crane, jefe de delegación.

Y agregó: “Crucial ha sido el papel de la nueva autoridad nacional de Pesca (AUNAP), la cual ha asumido de manera firme y responsable el reto de regularizar la actividad de pesca atunera y de incorporar las normas de CIAT en el ordenamiento jurídico colombiano. Así mismo debe destacarse el trabajo coordinado con los Ministerios de Agricultura; Ambiente; Relaciones Exteriores; y Comercio, que evidentemente muestra sus frutos”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?